Puente dental fijo: qué es y cuáles son sus principales ventajas

Puente dental fijo: qué es y cuáles son sus principales ventajas
Índice 1.- ¿Qué es un puente dental fijo?2.- Tipos de puentes dentales fijos3.- Colocación de un puente dental fijo3.1.- Planificación del caso3.2.- Tallado de los dientes3.3.- Cirugía de colocación de implantes3.4.- Colocación del puente provisional3.5.- Colocación del puente definitivo4.- Ventajas de los puentes dentales fijos4.1.- Salud4.2.- Comodidad4.3.- Resistencia4.4.- Durabilidad4.5.- Estética4.6.- Precio5.- Desventajas de los puentes dentales fijos5.1.- Tallado5.2.- Reabsorción ósea6.- ¿Cuánto tiempo dura un puente dental fijo?7.- ¿Cómo limpiar los puentes dentales fijos?8.- ¿Se puede quitar un puente dental fijo?

El puente dental fijo es una de las principales soluciones a las que se recurre ante la pérdida de uno o varios dientes. Es, por tanto, una alternativa similar a los implantes dentales. A lo largo de este artículo detallaremos qué es exactamente un puente dental fijo, para qué sirve y cuáles son sus principales ventajas e inconvenientes.

¿Qué es un puente dental fijo?

Un puente dental fijo es un tipo de prótesis que sirve para reemplazar uno o varios dientes perdidos. El puente es una estructura que se ancla sobre dos pilares -que pueden ser implantes o dientes naturales- y permite cubrir el hueco central, provocado por la ausencia de una o varias piezas dentales.

De esta manera, el puente dental fijo permite recuperar la salud, estética y funcionalidad perdidas tras la caída de uno o varios dientes.

Los puentes dentales fijos se pueden fabricar en diferentes materiales. Sin embargo, los más comunes son los siguientes:

  • Metal.
  • Cerámica.
  • Resina.

Tipos de puentes dentales fijos

Tal y como hemos avanzado, existen dos tipos de puentes dentales fijos:

  • Puentes sobre dientes: se anclan sobre las piezas dentales sanas que el paciente conserva en la boca. En este caso, son los propios dientes adyacentes los que actúan como pilares. Por su parte, la corona que sustituye al diente perdido (hueco que queda entre los pilares) recibe el nombre de póntico.
  • Puentes sobre implantes: se sujetan sobre implantes dentales. Por tanto, se colocan cuando no hay dientes contiguos que puedan sostener el puente. En estos casos, es el tornillo del implante el que actúa como pilar.
El puente dental fijo suele durar entre 10 y 15 años.

Colocación de un puente dental fijo

En líneas generales, podemos dividir el proceso de colocación de un puente dental fijo en varios pasos:

Planificación del caso

Antes de colocar un puente dental fijo es necesario llevar a cabo el estudio y diagnóstico del caso. En las clínicas dentales Abaden realizamos un completo estudio de la boca del paciente.

De esta manera, nuestros odontólogos llevan a cabo una exploración bucodental y toman una serie de radiografías, fotografías y medidas de la boca. Con todo ello podrán determinar si el puente dental fijo es la opción de tratamiento más adecuada para el paciente, así como planificar el proceso de colocación.

Tallado de los dientes

En el caso de que el puente se sujete sobre los dientes naturales del paciente, el odontólogo deberá tallarlos ligeramente. De esta manera, reduce el grosor del esmalte y crea el espacio necesario para colocar el puente.

Cirugía de colocación de implantes

En el caso de que el puente se sujete sobre implantes dentales habrá que realizar la cirugía de colocación. Una vez colocados todos los implantes que el paciente necesite, comenzará el proceso de osteointegración.

Este periodo -que tiene una duración de entre dos y cuatro meses- tiene como objetivo que los implantes se integren con el hueso maxilar del paciente. De esta manera, se formará una unión sólida que dará al tratamiento estabilidad a largo plazo.

Colocación del puente provisional

Tras el tallado o la colocación de implantes dentales, en función de cada caso, se podrá colocar una prótesis provisional. Esto permitirá a la persona conservar la estética y funcionalidad de su boca hasta que se fabrique el puente dental definitivo.

Colocación del puente definitivo

Unos días después, cuando el puente definitivo haya sido confeccionado, el paciente volverá a la consulta para que el odontólogo retire el provisional y coloque la prótesis definitiva.

Tras esto, la persona podrá hacer una vida normal con su prótesis, aunque deberá acudir a entre una y dos revisiones al año para que el odontólogo realice un seguimiento del tratamiento.

Ventajas de los puentes dentales fijos

La colocación de un puente dental fijo presenta numerosas ventajas. Entre ellas, distinguimos las siguientes:

Salud

Un diente perdido que no es reemplazado ocasiona diversos riesgos y problemas en la salud oral del paciente. Por ejemplo, el hecho de que exista un espacio hace que los dientes vecinos comiencen a moverse para ocupar el hueco vacío.

Esto empeora la alineación de los dientes y puede provocar desgastes en el esmalte, especialmente en las piezas dentales que tienen que soportar unos contactos y choques para los que no estaban preparadas. Con el tiempo, los desgastes también pueden producir fracturas en los dientes.

Comodidad

Al tratarse de una solución fija, este tipo de puentes son mucho más cómodos que las clásicas dentaduras postizas.

Resistencia

El puente dental fijo está fabricado con un material altamente resistente. Por ello, permite al paciente llevar una vida normal y masticar los alimentos con seguridad y naturalidad.

Durabilidad

Muy ligado con lo anterior, otra de las ventajas de los puentes dentales fijos es que son una solución a largo plazo. Eso sí, para ello es fundamental que el paciente siga las instrucciones relativas a revisiones e higiene oral pautadas por su dentista.

Estética

La falta de dientes hace que la sonrisa tenga un aspecto descuidado y envejecido. Por tanto, uno de los principales beneficios de los puentes dentales fijos es que mejoran la estética de la cara.

Además, hay que tener en cuenta que los puentes dentales se fabrican teniendo en cuenta la forma, el tamaño y el color del resto de dientes. Por lo tanto, ofrecen un resultado muy natural.

Precio

Los puentes dentales fijos son más económicos que los implantes dentales. Aunque los puentes son una buena solución, los implantes presentan mayores ventajas en cuanto a resistencia y durabilidad.

Ventajas y desventajas del puente dental fijo

Desventajas de los puentes dentales fijos

El puente dental fijo presenta más beneficios que inconvenientes. Sin embargo, este tratamiento cuenta con alguna desventaja que es necesario valorar.

Tallado

En el caso de anclarse sobre los dientes del paciente, el puente dental fijo requiere tallar determinadas piezas dentales que están sanas. Por su parte, la colocación de un puente dental fijo sobre implantes no exige tallar ninguna pieza dental.

Reabsorción ósea

Los puentes fijos que se colocan sobre los dientes naturales del paciente no previenen la reabsorción ósea, que es el proceso mediante el cual el hueso, tras la caída de una pieza dental, comienza a atrofiarse. Para prevenir la reabsorción ósea es necesario colocar implantes dentales.

¿Cuánto tiempo dura un puente dental fijo?

El puente dental fijo es una solución pensada para durar a largo plazo. Aunque la duración depende de cada caso concreto, se puede decir que, de media, el puente dental fijo dura entre 10 y 15 años.

Eso sí, para que el puente tenga una larga vida útil, es imprescindible que el paciente acuda a las revisiones pautadas por su dentista. Y que, además, mantenga una rutina de higiene oral exhaustiva.

¿Cómo limpiar los puentes dentales fijos?

Los puentes dentales fijos deben ser limpiados igual que el resto de dientes naturales del paciente. Esto implica cepillar los dientes después de cada comida y usar hilo dental al menos una vez al día, preferiblemente antes de dormir.

Adicionalmente, es muy recomendable que el paciente use un irrigador bucal. Este es un buen complemento al cepillado, ya que expulsa agua a presión y permite eliminar con mayor eficacia los restos de comida.

¿Se puede quitar un puente dental fijo?

Tal y como su propio nombre indica, esta prótesis es una solución permanente y fija. Esto se debe a que va cementada o atornillada a la boca del paciente.

Por tanto, para retirar un puente dental fijo es necesario acudir a una clínica dental. De esta manera, será el dentista quien, con ayuda de su instrumental específico, realice dicha tarea.

En definitiva, el puente dental fijo es una buena alternativa a los implantes. Es, posiblemente, la opción más adecuada para las personas que desean una prótesis fija pero prefieren ceñirse a un presupuesto ajustado.

En otras palabras, podríamos decir que el puente dental fijo es la alternativa intermedia entre el implante y la prótesis removible (dentadura postiza). Y es que, esta última es, en casi todos los aspectos, una opción peor que el puente.

Por ejemplo, la dentadura postiza no es fija, se mueve y puede causar rozaduras. Y esto, por supuesto, es algo que no sucede con el puente dental fijo.

Si crees que el puente dental fijo es el tratamiento adecuado para solucionar la pérdida de dientes, puedes llamarnos y solicitar una primera consulta sin compromiso. Nuestros especialistas valorarán tu caso y te confirmarán si eres apto para el tratamiento.

Dra. Laura Obradors
Dra. Laura Obradors

Ortodoncista y especialista en Prótesis / Directora Médica en Abaden Dentistas

Licenciada en Odontología | Universitat Internacional de Catalunya.

Máster Damon | Clases impartidas por los Doctores Ramón Perera y Rafael García-Espejo

Máster Invisalign | Manuel Román Academy

Máster en Terapia Neural y Odontología Neurofocal | Universitat de Barcelona