Brackets autoligables: ¿cómo funcionan? ¿Son mejores que los convencionales?

Brackets autoligables: ¿cómo funcionan? ¿Son mejores que los convencionales?
Índice 1.- ¿Qué son los brackets autoligables y cómo funcionan?2.- ¿Para quién están recomendados los brackets autoligables?3.- ¿Cómo se colocan los brackets autoligables?4.- ¿Cuántos tipos de brackets autoligables hay?4.1.- Brackets autoligables metálicos4.2.- Brackets autoligables transparentes5.- ¿Qué es mejor: brackets convencionales o de autoligado?5.1.- Ventajas5.2.- Desventajas6.- ¿Cuánto tiempo dura el tratamiento con brackets autoligables?7.- ¿Cuál es el precio de los brackets autoligables?8.- Bibliografía

Es posible que el término brackets autoligables no sea demasiado conocido para muchas personas. Sin embargo, estos brackets son unos de los más utilizados hoy en día.

Esto se debe a que, a simple vista, los brackets autoligables son muy similares a los convencionales y, al igual que ellos, ofrecen una alta eficacia.

Sin embargo, estos brackets cuentan con una particularidad relevante: no llevan ligaduras. En este artículo, te vamos a contar en qué se traduce esto y te desvelaremos si los brackets de autoligado son mejores que los tradicionales.

¿Qué son los brackets autoligables y cómo funcionan?

Los brackets autoligables son un tratamiento de ortodoncia que utiliza unos brackets especiales que no necesitan ligaduras. En su lugar, los brackets de autoligado cuentan con un clip que permite unirlos al arco. Por tanto, este innovador sistema hace que las ligaduras, con las que tradicionalmente se unían los brackets al arco, ya no sean necesarias.

Dicho esto, conviene recordar cómo funcionan los brackets convencionales: requieren una ligadura que conecta los brackets con el arco. De esta manera, ambos elementos pueden ir sujetos al diente y, además, ejercer la suficiente presión para moverlos y alinearlos.

¿Para quién están recomendados los brackets autoligables?

Los brackets autoligables están recomendados para cualquier persona que desee corregir las alteraciones que afectan al alineamiento y la mordida de sus dientes. Esto se debe a que pueden tratar cualquier tipo de maloclusión dental: apiñamiento, mordida abierta, sobremordida, mordida cruzada, separaciones entre dientes (diastemas), etc.

Además, los brackets autoligables pueden ser utilizados tanto por adultos como por adolescentes (a partir de los 11-12 años de edad).

¿Cómo se colocan los brackets autoligables?

Los principales pasos para colocar los brackets autoligables son los siguientes:

  • Preparación de los dientes: antes de colocar los brackets de autoligado suele ser necesario realizar una limpieza bucodental profesional al paciente, para eliminar la placa bacteriana y el sarro. Con esto, se facilitará la adhesión de los brackets.
  • Secado y aislamiento de los dientes: inmediatamente antes de la colocación de los brackets autoligables resulta necesario aplicar un gel especial sobre el esmalte. De esta manera, se prepara al diente para recibir el adhesivo. A continuación, se retira el gel y se seca la superficie de los dientes.
  • Aplicación de adhesivo: posteriormente, se aplica el adhesivo especial en la superficie de cada diente, en el lugar donde se colocará cada bracket.
  • Colocación de los brackets: a continuación, los brackets autoligables se colocan en la superficie vestibular (externa) de los dientes. Una vez fijados, se polimerizan con una lámpara de luz especial. De esta manera, se consigue la máxima adhesión para que los brackets permanezcan fijados en los dientes a lo largo del tratamiento.
  • Colocación del arco: una vez fijados los brackets, se coloca el arco, es decir, el alambre que debe pasar por cada uno de los brackets. En este punto, recordamos que los brackets autoligables se sujetarán al arco mediante el clip que lleva incorporado cada bracket. Por tanto, no habrá que colocar ligaduras.
  • Instrucciones de cuidado: por último, el ortodoncista facilitará al paciente todas las instrucciones de cuidado necesarias para mantener los brackets autoligables en buen estado durante el tratamiento (higiene oral, alimentación, revisiones…)..

¿Cuántos tipos de brackets autoligables hay?

En función del material con el que están fabricados, existen dos tipos de brackets de autoligado: los metálicos y los transparentes.

Brackets autoligables metálicos

Tienen una apariencia similar a la del clásico aparato metálico, el cual solemos relacionar con los adolescentes.

Los brackets autoligables metálicos son una buena opción para las personas a las que no les preocupa demasiado la estética del tratamiento. Es decir, que no tienen inconveniente en que su ortodoncia sea visible ante los ojos de los demás.

Brackets autoligables transparentes

Son mucho más estéticos que los metálicos. Esto se debe a que son transparentes y, por tanto, se pueden disimular mejor entre el color de los dientes.

Por ello, pueden ser una buena alternativa para las personas que prefieren una ortodoncia discreta, que no afecte demasiado a su sonrisa.

Si vas a decantarte por la ortodoncia transparente, te damos un consejo: asegúrate de la marca de brackets que te van a colocar.

En las clínicas dentales Abaden, nuestros ortodoncistas trabajan con la marca líder en el mercado: Damon. Esto hace que sus brackets transparentes estén fabricados con un material que no se tiñe con el paso del tiempo: el óxido de aluminio policristalino.

En cambio, otros centros utilizan marcas más económicas que confeccionan sus brackets en materiales como el plástico, los cuales sí se tiñen al consumir alimentos o bebidas con coloración. Y, por tanto, pierden muy pronto sus propiedades estéticas.

¿Qué es mejor: brackets convencionales o de autoligado?

Para responder a esta pregunta, a continuación, vamos a contarte cuáles son las ventajas y desventajas de los brackets autoligables, respecto a los tradicionales.

Ventajas

Las ventajas de los brackets de autoligado son las siguientes:

  • Más discretos: los brackets autoligables son más estéticos que los tradicionales, incluso aunque sean metálicos. Esto se debe a que el propio bracket es más pequeño y, por ello, tiene un protagonismo menor en el diente.
  • Más cómodos: al ser los brackets más pequeños, también son más cómodos para el paciente, ya que generan menos molestias que los convencionales. Este hecho también hace que el paciente necesite menos tiempo para acostumbrarse a la ortodoncia.
  • Más higiénicos: debido, de nuevo, a su menor tamaño, el bracket no dificulta tanto la higiene. Es decir, el paciente puede cepillarse mejor los dientes que con los brackets tradicionales.
  • Revisiones más cortas: en las revisiones de la ortodoncia convencional, el ortodoncista tiene que ajustar tanto el arco como las ligaduras. Con los brackets autoligables, el dentista solo necesita ajustar el arco, por lo que las visitas de revisión son más rápidas.
¿Quieres llevar brackets autoligables?

Desventajas

Por su parte, la principal desventaja de la ortodoncia de autoligado es la siguiente:

  • Precio: el precio de los brackets autoligables es superior al de los convencionales.

Brackets convencionales con ligaduras de colores

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento con brackets autoligables?

La duración de todos los tratamientos de ortodoncia depende, fundamentalmente, de la complejidad del caso.

Por ello, antes de establecer cuánto tiempo va a durar un tratamiento con brackets de autoligado es fundamental explorar al paciente, así como realizarle una serie de radiografías.

A modo de orientación, podemos decirte que el tratamiento con brackets autoligables suele tener una duración de entre 12 y 18 meses.

¿Cuál es el precio de los brackets autoligables?

El precio del tratamiento depende, principalmente, de la complejidad del caso y de su duración. Dicho esto, lo más habitual es que un tratamiento con brackets autoligables cueste entre los 3.500 y los 4.500 euros.

Como has podido leer, los brackets autoligables tienen una serie de ventajas muy relevantes para los pacientes. Sin embargo, puede haber personas que prioricen el precio sobre ellas y que, por tanto, prefieran decantarse por la ortodoncia tradicional.

En cualquier caso, si los beneficios que te hemos contado te han parecido atractivos, te animamos a acudir a una de nuestras clínicas dentales. Así, nuestros ortodoncistas podrán realizar una exploración de tu boca y orientarte acerca del precio y la duración de tu tratamiento.

Ten en cuenta que, aunque los brackets autoligables tengan un precio superior al de los tradicionales, en realidad siguen siendo un tratamiento de ortodoncia relativamente económico. Por ejemplo, los alineadores Invisalign o la ortodoncia lingual presentan un precio muy superior.

Bibliografía

Dra. Almudena Herraiz
Dra. Almudena Herraiz

Ortodoncista especialista en ortodoncia invisible

Almudena Herraiz es ortodoncista especialista en ortodoncia invisible. Es la directora del departamento de ortodoncia de las clínicas Abaden. Trata tanto a pacientes adultos como a niños.

Es experta en ortodoncia invisible con la certificación Diamond Provider II, siendo una de las ortodoncistas que más casos realiza en Europa.

  • Licenciada en Odontología por la Universidad Internacional de Catalunya
  • Máster en Ortodoncia y Ortopedia por la Universidad Alcalá – ITECO
  • Certificado en Invisalign: acreditada con la Certificación Workshop de Align Technology
  • Directora del Máster de Ortodoncia de Autran Dental Academy
  • Profesora Máster Invisalign Barcelona Dr. Eva Mayo
  • Miembro de la sociedad española de ortodoncia (SEDO)
  • Miembro de la sociedad española de alineadores (SEDA)