900 102 969 (llamada gratuita)

Soluciones para la sensibilidad dental

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Publicado el 23.10.2018

Son muchos los momentos en los que puedes haber sufrido de sensibilidad dental. Ya sea porque tenías un problema en las encías, porque tenías una caries, entre otros. La realidad es que es una dolencia muy común que afecta a 7 de cada 10 personas adultas.

La sensibilidad dental es una dolencia, como un dolor leve pero muy agudo que aparece en un diente en concreto y en una zona en concreto de la boca cuando ésta entra en contacto con un estímulo externo. La dentina, que es la parte interna del diente, entra en contacto con estímulos térmicos como por ejemplo bebidas o alimentos, así como químicos o táctiles y eso es lo que termina generando la presión y sensibilidad dental.

Los síntomas son muy fáciles de reconocer ya que se genera un dolor muy intenso y localizado además de una reacción externa inesperado. La sensibilidad y el dolor desaparecen cuando ese estímulo deja de estar en contacto con el diente o con la zona sensible.

En el caso de que la sensibilidad persistiera por más tiempo y no fuera algo transitorio, entonces lo mejor es acudir lo antes posible a un profesional para ver cuál es la causa de ello, pues podrías tener algún tipo de enfermedad bucodental.

Qué origina la hipersensibilidad dentaria

El motivo por el que se tiene este tipo de sensibilidad es porque la dentina, que suele estar protegida por la encía, el cemento radicular y el esmalte del diente pierde la protección natural y por lo tanto es lo que hace que quede expuesta a los estímulos externos.

La zona de la dentina tiene miles de tubos microscópicos que se llaman túbulos dentinarios que tienen como función principal el hecho de conectar la parte externa del diente con las terminaciones nerviosas.

Cuando la dentina queda expuesta entonces al estar en contacto con el calor, frío o ácidos, se ven afectados los nervios y las células generales de los dientes que son los que en definitiva provocan estos síntomas.

Cuáles son las causas de la sensibilidad dental

En la gran mayoría de casos, esto sucede porque hay un estilo de vida y hábitos de higiene que no son los adecuados y que hacen que aparezca dicha sensibilidad. Más precisamente en:

Caries: si una caries llega a atravesar el esmalte y pasa hasta la dentina, lo que va a suceder es que tendrá una gran sensibilidad frente a los alimentos fríos o calientes. La solución en esos casos es colocar un empaste dental lo antes posible.

Dientes rotos: los dientes rotos o astillados hacen que la fractura alcance la dentina y por lo tanto también esté presente la sensibilidad dental. La solución en esos casos es colocar una corona.

Empastes gastados: cuando hemos tenido una caries, lo que se hace es colocar un empaste. Con el paso del tiempo es normal que se vaya desgastando y erosionando. Es ahí en donde la dentina vuelve a estar expuesta. La solución es colocar un empaste nuevo.

Encías retraídas: las encías retraídas pueden aparecer por muchos motivos como por ejemplo por un cepillado agresivo o algún tipo de enfermedad periodontal. Esto lo que hará es dejar expuesta la raíz del diente que generalmente está protegida por la encía. La solución es que en caso de que se deba por un cepillado agresivo, colocar un injerto de encía y si es por una periodontitis aplicar un tratamiento.

Esmalte desgastado: el esmalte desgastado puede aparecer por muchos motivos como por ejemplo por un cepillado que no ha sido el correcto, por el hábito de apretar los dientes, entre otros. Si el esmalte no se va regenerando de forma natural, entonces una solución puede ser colocar una carilla de porcelana o composite. Si hay bruxismo entonces una férula de descarga sería lo mejor.

Erosión de los dientes: cuando se consumen alimentos que son muy ácidos lo que puede suceder es que haya erosión en los dientes o una descalcificación de los mismos. La solución es dejar de consumir los alimentos más ácidos y realizar una visita al odontólogo para que valore si hay que aplicar un tratamiento.

Empaste dental: el empaste dental es el que se pone después de que se ha retirado la caries y es uno de los motivos por los cuales se puede llegar a tener sensibilidad dental. Esto se debe a que hay una pequeña contracción en el empaste que tiene que solidificarse. La solución es tener paciencia y esperar unos días.

Blanqueamiento dental: como en el empaste, después del blanqueamiento dental podemos llegar a sentir algún tipo de hipersensibilidad en los dientes durante un período de unas dos semanas. Esta sensibilidad se va a calmar por sí misma. En caso de que no se soporte, lo mejor será tomar un analgésico.

Tratamiento de ortodoncia: cuando llevamos ortodoncia es normal que tengamos mayor sensibilidad dental debido a la presión que ejercen los brackets en nuestros dientes. Con el paso del tiempo irá bajando esa sensibilidad, que se verá sobre todo en el período de adaptación.

Profilaxis: tras la realización de una limpieza bucodental profesional, también puedes tener unos días en donde sientas tus dientes un poco sensibles. Esto se debe a que al quitar el sarro que está acumulado, las encías se mostraran mucho más expuestas.

Cómo evitar la sensibilidad dental

En ocasiones es un tanto difícil de evitar la sensibilidad dental, pero como en todos los casos de lo que se trata fundamentalmente es de prevenir. Algunos consejos generales que puedes aplicar son:

Hábitos alimenticios: mantén unos buenos hábitos alimenticios que tengan que ver con por ejemplo el hecho de evitar el consumo de comidas o de bebidas ácidas que puedan llegar a desgastar por completo tu esmalte como lo son los casos de los zumos cítricos, vinos, refrescos, entre otros.

Corregir malas costumbres: si bebes alcohol en exceso, fumas, masticas chicle con fuerza, son algunos de los tantos hábitos que podrías evitar o suavizar para que tus dientes no sufran de sensibilidad.

Higiene exhaustiva: sabemos que la higiene dental es una de las grandes claves para mantener nuestra salud bucal. El uso de herramientas como la senda dental ayudarán a ello y a que no haya retracción en ningún caso. Utiliza también una pasta dental y enjuague que sea específico para dientes sensibles y cuida no hacer un cepillado agresivo.

Odontólogo: las visitas al odontólogo de forma periódica son claves para encontrar una solución si existe verdaderamente sensibilidad dental.

Esperamos que estos consejos te ayuden con ello.

Comentarios
Aún no hay comentarios para "Soluciones para la sensibilidad dental"

    Deja tu comentario

    Los campos marcados con * son obligatorios. Gracias.

    900 102 969 (llamada gratuita)