¿Qué es la pericoronitis y cómo se cura?

¿Qué es la pericoronitis y cómo se cura?
Índice 1.- ¿Qué es la pericoronitis?2.- Causas de la pericoronitis3.- Síntomas de la pericoronitis4.- Complicaciones de la pericoronitis5.- ¿Cuántos días dura la pericoronitis?6.- ¿Cómo se cura la pericoronitis?6.1.- Tratamientos dentales6.2.- Tratamientos caseros7.- Bibliografía

La pericoronitis es un término que puede resultar desconocido. Sin embargo, hace referencia a una afección relativamente frecuente, en especial entre personas jóvenes de entre 16 y 21 años. Esto se debe a que este periodo de tiempo coincide con un momento vital para la dentadura.

En este artículo, te explicaremos qué es la pericoronitis y cuáles son sus causas. Pero, además, abordaremos cómo se cura y qué tienes que hacer para evitar que aparezca en tu boca.

¿Qué es la pericoronitis?

La pericoronitis es un proceso inflamatorio e infeccioso que se produce en la encía. Lo más habitual es que tenga lugar durante la erupción de las muelas del juicio, también conocidas como terceros molares o cordales.

La pericoronitis puede darse cuando no hay suficiente espacio para que una pieza dental erupcione completamente, lo que provoca que una parte del diente quede cubierta por el tejido gingival (encía). Esto puede dificultar la limpieza adecuada de la zona, permitiendo que los alimentos y las bacterias se acumulen y causen una infección.

Dado el origen de la afección, la pericoronitis suele afectar con más frecuencia a adultos jóvenes que experimentan la erupción de las muelas del juicio. Sin embargo, puede aparecer con la salida de cualquier diente, por lo que la pericoronitis también puede desarrollarse en niños.

Pide tu cita sin compromiso

Causas de la pericoronitis

Las principales causas de la pericoronitis son las siguientes:

  • Erupción parcial de un diente: como ya hemos avanzado, la pericoronitis se produce cuando no existe suficiente espacio en el maxilar superior o en la mandíbula para que las piezas dentales erupcionen completamente. Cuando esto sucede, una parte del diente queda cubierta por la encía, creando un espacio difícil de limpiar donde pueden acumularse bacterias y restos de comida.
  • Higiene oral deficiente: la dificultad para limpiar de manera eficaz la zona alrededor de un diente parcialmente erupcionado puede llevar a una acumulación de placa bacteriana, que es la principal causa de pericoronitis.

Además, existen una serie de factores de riesgo que pueden predisponer a una persona a padecer pericoronitis:

  • Edad comprendida entre los 16 y los 21 años: durante esta etapa de la vida suelen erupcionar las muelas del juicio. Por tanto, las personas de esta edad son más propensas a padecer complicaciones asociadas a ellas.
  • Exceso de tejido en la encía: el hecho de que la encía que se encuentra alrededor de las muelas del juicio sea muy gruesa puede provocar un constante mordisqueo por parte de otros dientes, lo que puede favorecer el desarrollo de la pericoronitis.

La combinación de todos estos factores crea el ambiente propicio para la aparición de la pericoronitis. Para manejar correctamente los factores de riesgo es necesario mantener una buena higiene oral y hacer visitas regulares al dentista, especialmente durante la adolescencia y los primeros años de la vida adulta, cuando las muelas del juicio suelen erupcionar. En algunos casos, la extracción de la muela del juicio afectada es la solución más adecuada para prevenir la pericoronitis.

pericoronitis

Síntomas de la pericoronitis

Las personas con pericoronitis pueden presentar un amplio abanico de síntomas. Dichos signos varían en función de la severidad de la afección.

  • Dolor severo cerca de un diente en erupción: este es el síntoma más común. Generalmente, el dolor se produce en la parte posterior de la boca, que es donde se encuentran las muelas del juicio. En algunos casos, las molestias pueden extenderse hacia el oído, la mandíbula y el cuello.
  • Inflamación y enrojecimiento en la encía que está alrededor del diente afectado.
  • Secreción de pus en la encía.
  • Dolor o molestias al tragar.
  • Trismus: la apertura total de la boca se ve limitada, lo que se debe al dolor y la inflamación.
  • Halitosis (mal aliento).
  • Sabor desagradable en la boca.
  • Fiebre: aunque este síntoma sea menos común, algunas personas pueden desarrollar fiebre como resultado de la infección en las muelas del juicio.

Complicaciones de la pericoronitis

Si no se trata, la pericoronitis puede ocasionar complicaciones en otras zonas que van más allá de la boca. Por ejemplo, el dolor puede irradiarse hacia el oído,  la mandíbula y el cuello.

Dicho esto, la complicación más grave de la pericoronitis puede ser la angina de Ludwig, una infección que se desarrolla en el suelo de la boca. La angina de Ludwig es muy poco frecuente pero potencialmente mortal.

Esto se debe a que, si se deja progresar, puede causar, en última instancia, bloqueo en las vías respiratorias y sepsis (infección generalizada en el organismo).

Por lo general, la pericoronitis tiene su origen en la erupción de las muelas del juicio.

¿Cuántos días dura la pericoronitis?

La duración de la pericoronitis puede variar significativamente en función de varios factores, entre los que destacan la severidad de la infección, la eficacia del tratamiento y la respuesta individual del paciente.

En general, una vez que se administra el antibiótico para tratar la infección, los síntomas empiezan a remitir en dos o tres días. Tras haber controlado la infección, el dentista pautará el procedimiento más idóneo para eliminar el problema de manera definitiva (limpieza bucodental profesional, extracción del diente afectado…) . Por lo general, la recuperación completa suele tardar hasta dos semanas, en función de la severidad de la infección al inicio del tratamiento.

pericoronitis

¿Cómo se cura la pericoronitis?

A continuación, detallamos los principales tratamientos para curar una pericoronitis.

Tratamientos dentales

En cuanto a los tratamientos dentales, existen varios procedimientos que el dentista puede llevar a cabo:

  • Antibióticos: la administración de antibióticos es, por lo general, el primer paso para combatir una pericoronitis. El tratamiento antibiótico ayuda a eliminar la infección, lo que deja vía libre para realizar cualquier otro procedimiento más avanzado.
  • Analgésicos y antiinflamatorios: adicionalmente, se pueden utilizar medicamentos para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Limpieza bucodental profesional: tras haber controlado la infección con el tratamiento antibiótico se puede llevar a cabo una limpieza bucodental profesional para retirar la placa bacteriana, el sarro y los restos de comida acumulados en el tejido de la encía.
  • Extracción dental: dado que, normalmente, la pericoronitis se produce a consecuencia de la erupción de las muelas del juicio, el dentista suele optar por extraer los cordales que produzcan complicaciones. Esto se debe a que son un tipo de diente que no tiene un papel protagonista en la boca (no afectan a la masticación, no se ven al sonreír…).

Tratamientos caseros

La pericoronitis siempre debe resolverse en la consulta del odontólogo. Esto se debe a que la afección tiene su origen en una infección, la cual requiere tratamiento profesional y no se puede resolver con ningún remedio casero.

Por tanto, ante una pericoronitis es fundamental que pidas tu cita en la clínica dental. Sin embargo, existen una serie de remedios caseros que se pueden aplicar en casa hasta que llega la visita al dentista:

  • No descuides tu higiene oral: el hecho de que te duelan las encías no justifica que te dejes de lavar los dientes. Si lo haces, se acumularán más bacterias, por lo que aumentará el nivel de infección.
  • Complementa el cepillado con el uso de un irrigador bucal, cepillos interdentales o seda dental.
  • Toma analgésicos de venta libre: respeta siempre la dosis recomendada por tu médico, dentista o farmacéutico.
  • Enjuágate la boca con agua tibia y sal, haciendo gárgaras. La sal aliviará ligeramente los síntomas y las molestias.

Como hemos comentado a lo largo del artículo, la pericoronitis es una infección en la boca que, al igual que las demás, ocurre por falta de higiene. Por tanto, si quieres prevenirla, una de las cosas que tienes que hacer es cepillarte los dientes después de cada comida.  Y, si te salen las muelas del juicio, resultará de gran ayuda que acudas al odontólogo para que supervise su proceso de erupción.

Bibliografía

Dra. Nuria Obradors
Dra. Nuria Obradors

Cirujana e implantóloga

La Dra. Núria Obradors ejerce en las áreas de Cirugía Oral y Periodontal, Cirugía Implantológica y Rehabilitación Protésica en las clínicas Abaden.

Licenciada en Odontología | Universitat Internacional de Catalunya.

Residencia Clínica en Cirugía Maxilofacial | Tufts University School of Dental Medicine (Boston, MA, USA)

Residencia Clínica en Implantología Oral | Universitat Internacional de Catalunya (UIC)