Diastema: qué es, causas y tratamientos para corregirlo

Diastema: qué es, causas y tratamientos para corregirlo
Índice 1.- ¿Qué es un diastema?2.- Causas de los diastemas2.1.- 1- Ausencia de uno o varios dientes2.2.- 2- Maxilar superior muy grande2.3.- 3- Dientes pequeños2.4.- 4- Frenillo labial grueso2.5.- 5- Hábitos orales incorrectos2.6.- 6- Lengua demasiado grande2.7.- 7- Diente supernumerario3.- ¿Cómo se soluciona el diastema?3.1.- 1- Ortodoncia3.2.- 2- Carillas dentales3.3.- 3- Implantes dentales3.4.- 4- Frenectomía3.5.- 5- Logopedia4.- Bibliografía

El diastema se convirtió, hace varios años, en una de las modas dentales más seguidas. Celebridades como Madonna, Vanessa Paradis o Georgia May Jagger fueron, solamente, algunos de los famosos que convirtieron este rasgo en su seña de identidad.

Fruto de dichos ejemplos surgió, entre algunas personas, la tendencia de abrir un diastema artificialmente. Este es el caso de personas que, teniendo los dientes alineados, recurrían a un tratamiento de ortodoncia para crear un espacio entre ellos.

En el extremo contrario a esta moda se sitúan quienes presentan un diastema de manera natural y no están conformes con él, por lo que buscan la solución para cerrarlo. Debido al interés que siguen despertando, a día de hoy, los diastemas, hemos preparado un artículo en el que abordamos los principales aspectos relacionados con estos espacios: cuáles son sus causas y cómo se corrigen.

¿Qué es un diastema?

Un diastema es el espacio que se encuentra entre dos dientes. Aunque dicho hueco puede darse en cualquier zona de la boca, normalmente llamamos diastema al espacio que hay entre los dos incisivos centrales superiores -comúnmente llamados “paletas”-.

Lo más habitual es observar este rasgo en los dientes de leche de los niños. Esto se debe a que las piezas dentales temporales son más pequeñas que las definitivas. Por ello, no pueden ocupar todo el espacio disponible en la arcada dentaria y surgen los espacios.

En la mayoría de los casos, los diastemas infantiles se corrigen de manera natural, cuando los niños cambian los dientes de leche por los definitivos. Sin embargo, también hay algunas personas que llegan a la edad adulta con diastemas.

Los principales tratamientos para corregir el diastema son cinco: ortodoncia, carillas, implantes, frenectomía y logopedia.

Causas de los diastemas

Los diastemas pueden estar causados por una variedad de factores, entre los que destacan los siguientes:

1- Ausencia de uno o varios dientes

La pérdida de uno o varios dientes puede causar que las piezas dentales adyacentes se muevan y surjan espacios entre ellas. Esto se debe a que, ante la falta de un diente, las piezas dentales que permanecen en la boca tenderán a moverse para ocupar el espacio vacío, desalineándose y generando huecos entre ellas.

2- Maxilar superior muy grande

Hay personas cuyo maxilar superior presenta un desarrollo excesivo. Este hecho da lugar a un hueso maxilar demasiado grande y amplio, por lo que los dientes no pueden ocupar todo el espacio disponible. En consecuencia, se generan diastemas o separaciones entre los dientes.

3- Dientes pequeños

La microdoncia es una alteración de origen genético que provoca unos dientes más pequeños de lo normal. Cuando esto sucede, también existirá una desproporción entre el tamaño del maxilar superior y de los dientes, por lo que estos tampoco podrán abarcar todo el espacio disponible en la arcada.

4- Frenillo labial grueso

El frenillo labial es una membrana que une el labio con las encías. El hecho de que el frenillo labial superior sea excesivamente ancho puede provocar la apertura de un espacio entre los dos incisivos centrales superiores.

5- Hábitos orales incorrectos

Los hábitos orales incorrectos son otra de las principales causas del diastema. En algunos casos, los diastemas se originan durante la infancia, cuando, en situación de reposo, el niño tiene la costumbre de empujar la lengua contra los dientes, en lugar de dejar que la lengua descanse en el paladar. Este gesto, mantenido durante años, hace que el espacio entre los incisivos centrales superiores se vaya abriendo progresivamente.

6- Lengua demasiado grande

La macroglosia es una alteración que provoca un aumento en la cantidad de tejido de la lengua. Como consecuencia, las personas que presentan macroglosia tienen una lengua más grande de lo habitual. Esto, entre otras cosas, puede hacer que la persona interponga o empuje la lengua contra los dientes.

7- Diente supernumerario

El mesiodens o diente supernumerario es una pieza dental extra que puede aparecer en la dentadura, concretamente entre los dos incisivos centrales superiores o detrás de ellos. El hecho de que esto suceda puede causar un diastema.

Cómo se soluciona el diastema

¿Cómo se soluciona el diastema?

Los principales tratamientos para corregir el diastema son cinco: ortodoncia, carillas, implantes, frenectomía y logopedia. El hecho de que la solución pueda pasar por distintos tratamientos se debe a que las causas de los diastemas también son muy diversas.

1- Ortodoncia

La mayoría de los tratamientos para cerrar un diastema pasan por la ortodoncia. Esto se debe a que la ortodoncia permite mover gradualmente todos los dientes de la boca hasta la posición más adecuada, así como cerrar los espacios entre ellos.

En lo que respecta a la ortodoncia, existen una gran variedad de tratamientos para conseguir los objetivos mencionados: brackets de zafiro, alineadores invisibles, brackets metálicos, etc. Esto hace que la ortodoncia se pueda adaptar tanto a los gustos como al presupuesto de cada paciente.

2- Carillas dentales

En determinadas ocasiones, las carillas dentales también pueden ser muy útiles para cubrir los huecos provocados por los diastemas. En este caso, se coloca una carilla -fina lámina de porcelana o composite- sobre el espacio para disimularlo.

Como ya hemos avanzado, dichas carillas pueden ser tanto de porcelana como de composite. En cualquier caso, lo que resulta verdaderamente relevante es que tengan una forma, un tamaño y un color que les permita mimetizarse con el resto de los dientes de la boca, con el fin de crear un resultado natural.

3- Implantes dentales

Si el diastema es el resultado de la pérdida de un diente, los implantes dentales pueden ser el tratamiento más adecuado para rellenar el espacio. Su sustitución hará que las piezas dentales que permanecen en la boca no intenten ocupar el hueco vacío.

4- Frenectomía

La frenectomía es una pequeña intervención quirúrgica a la que se puede recurrir para extirpar un frenillo labial grueso. Esta cirugía permite reducir el frenillo para, posteriormente, cerrar el espacio entre los dos incisivos centrales superiores con la ayuda de ortodoncia. La frenectomía es una intervención rápida, ya que dura alrededor de 15 minutos y requiere, únicamente, anestesia local.

5- Logopedia

En una gran cantidad de casos, la logopedia resulta de gran ayuda durante la infancia, especialmente para corregir hábitos orales incorrectos (como el empuje de la lengua contra los dientes) o para ayudar al niño a solucionar los problemas de pronunciación provocados por el diastema o un frenillo labial grueso.

Como has podido leer, existen diferentes maneras de solucionar las separaciones entre los dientes. Sin embargo, es imprescindible realizar un completo estudio del caso de cada paciente antes de proponer un plan de tratamiento. Si estás pensando en corregir tu diastema, te invitamos a acudir a una primera consulta a cualquiera de las clínicas Abaden, situadas en Cataluña.

Bibliografía

Dra. Laura Obradors
Dra. Laura Obradors

Ortodoncista y especialista en Prótesis / Directora Médica en Abaden Dentistas

Licenciada en Odontología | Universitat Internacional de Catalunya.

Máster Damon | Clases impartidas por los Doctores Ramón Perera y Rafael García-Espejo

Máster Invisalign | Manuel Román Academy

Máster en Terapia Neural y Odontología Neurofocal | Universitat de Barcelona