900 102 969 (llamada gratuita)
Inicio Blog Piorrea, ¿qué es y cómo tratarla?

Piorrea, ¿qué es y cómo tratarla?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Publicado el 16.10.2017 en Periodoncia

La periodontitis, conocida popularmente como piorrea, es la forma más avanzada de las denominadas enfermedades periodontales. La piorrea es crónica, es decir, una vez establecida no remite, únicamente se puede frenar e intentar que no progrese.

Para que se produzca es necesario un proceso previo en el que tiene un gran protagonismo la flora bacteriana que se aloja en la boca que, junto con la saliva y otras partículas forman un placa que se adhiere a los dientes.

Como producto de una mala higiene dental, parte de la placa puede no eliminarse. Ello hace que, con el tiempo, esa placa acabe convirtiéndose en sarro y se deposite en la línea donde las encías cubren el diente ocasionando inflamación y hasta sangrado. Si el sarro no se elimina, puede llegar hacia la raíz del diente, dando lugar a la periodontitis anteriormente mencionada, y ello, a su vez, llevar a la pérdida de tejido conjuntivo e incluso del hueso que soporta el diente, cosa que daría lugar a su pérdida.

Por ello, se recomienda realizar una limpieza profesional dos veces al año o, como mínimo, una, dependiendo de cada persona y de sus hábitos. Con una limpieza profesional se llega a eliminar toda la placa y el sarro acumulado.

 

periodontitis

¿Cómo se detecta la piorrea? Cuáles son los síntomas de una enfermedad periodontal?

Algunos síntomas que nos alertan de ello son la inflamación, enrojecimiento y/o sangrado de las encías, molestias al masticar, mal aliento, sensibilidad dental a los cambios de temperatura, retraimiento de las encías o movilidad de una o varias piezas dentales.

Como la piorrea aparece cuando se ha tenido previamente gingivitis que no ha sido tratada de forma correcta, es fundamental tomar acción apenas veamos los efectos de la gingivitis en nuestra boca.

Ten en cuenta que muchas otras enfermedades periodontales no se manifiestan con dolor o molestias.

En general, los síntomas que se presentan en estos casos son por ejemplo:

  • Sangrado de encías
  • Inflamación gingival
  • Mal aliento
  • Enrojecimiento de encías
  • Retracción de las encías
  • Sensibilidad a los cambios de temperatura
  • Movilidad y migración de las piezas

Todos estos síntomas son los que te van a ayudar a determinar si estás o no sufriendo algún tipo de enfermedad periodontal, momento en el que hay que actuar para que no siga avanzando.

¿Cuáles son las consecuencias de la piorrea?

Aunque está claro que las mayores consecuencias son las que se dan en la boca, finalmente lo que sucede es que tenemos una patología, por lo tanto va a afectar sí o sí a nuestra salud en general.

En la boca, lo que verás son consecuencias estéticas y funcionales ya que se puede llegar a perder las piezas dentales. También al aparecer sangrado en las encías, se tiene como consecuencia el hecho de mal aliento, movilidad de las piezas o recesión gingival.

La acumulación de bacterias puede lógicamente llegar a afectar la circulación sanguínea haciendo que haya un mayor riesgo de sufrir de una enfermedad cardiovascular, tener un parto prematuro si se está embarazada o en su defecto tener alguna otra complicación con la diabetes.

¿Cuál es el tratamiento para la piorrea?

El tratamiento de la periodontitis o piorrea dependerá del punto en que se encuentre la enfermedad periodontal:

  • En la fase más inicial de la piorrea, puede ser suficiente con una limpieza profunda y un raspado de las raíces del diente, eliminando el sarro acumulado y alisando las asperezas que se puedan haber formado en la raíz. También se recomendará el uso de colutorios con acción antibiótica para curar la piorrea.
  • Si el tratamiento para curar la piorrea expuesto no resulta del todo eficaz, puede ser necesario realizar una cirugía para levantar las encías y retirar totalmente el sarro y reducir o eliminar las bolsas periodontales.
  • En los casos más graves donde existe pérdida de nivel de encía o pérdida de hueso deberemos optar por técnicas como los injertos de tejido conectivos y/o los injertos de hueso.

El tratamiento de la enfermedad periodontal va siempre seguido de una fase de mantenimiento en donde se tiene como objetivo el controlar que no vuelva a aparecer la enfermedad a corto y largo plazo. Si no se hacen estos cuidados, se corre el riesgo de que la piorrea aparezca tras unos meses. En esta fase de mantenimiento, hay que hacer unas visitas cada 3 o 6 meses al periodoncista con el fin de que valore cómo están los dientes y las encías.

¿Qué motiva la aparición de la piorrea?

Todas las enfermedades dentales tienen su inicio en la infección por parte de bacterias que se van acumulando en las encías y en los dientes por no tener una buena higiene oral. Por ese motivo es que se dice que es la placa bacteriana la causante de todo ello.

Si la enfermedad avanza es cuando aparecen las bolsas periodontales. Aún así, hay que aclarar que no siempre la gingivitis se llega a convertir en periodontitis, ya que para ello hace falta otro tipo de factores como por ejemplo la mala higiene, cambios hormonales, ingesta de medicamentos, consumo de alcohol o tabaco, tener algún tipo de enfermedad sistemática, estrés, sobrepeso, entre otros.

¿Cómo se puede prevenir las enfermedades periodontales?

Para poder prevenir este tipo de enfermedades, hace falta tener una buena higiene bucal en donde se pueda eliminar la placa bacteriana existente. Pero también hay otros factores que pueden influir en todo esto como bien dijimos el consumo de determinada medicación, entre otras.

Por ese motivo, es que mantener una buena higiene va mucho más allá del hecho de cepillar los dientes, se deben de utilizar otras herramientas como por ejemplo la seda dental o los cepillos interdentales.

También es bueno acudir con frecuencia al odontólogo y realizar limpiezas de higiene bucal profesional cada seis meses o un año.

Si se logra mantener una higiene bucal adecuada, las enfermedades periodontales pueden estar al margen o al menos mucho más controladas y actuar así apenas se llegan a detectar. Por ese motivo es que la detección temprana de estas enfermedades es fundamental para no llegar a la pérdida de la pieza dental.

¿Es posible colocar implantes con periodontitis?

Por suerte, los avances en los tratamientos implantológicos lo permiten en la mayoría de casos. No obstante, la enfermedad tiene que estar controlada antes de poner el implante.

También es necesario un estudio del estado general de la boca, y especialmente de la densidad y la calidad del hueso donde hay que realizar el implante. Con pacientes con periodontitis, se deben tener en cuenta diversos aspectos, como por ejemplo la altura final a la que quedará el margen gingival (encía) tras la extracción dentaria y la colocación del implante dental.

Además, el día de la cirugía los implantes tienen que tener estabilidad para poder colocar la prótesis.

¿Cuál es el profesional que trata la piorrea?

El profesional que trata este tipo de enfermedades es un odontólogo especializado en periodoncia. En su formación, han aprendido específicamente cómo se tratan este tipo de patologías y qué tratamientos hay que aplicar para poder tratar y prevenir las enfermedades periodontales.

Generalmente, también hacen uso de algunas herramientas específicas como por ejemplo una sonda periodontal o radiografías en donde se define qué tanta pérdida de hueso óseo hay o podría haber.

Artículos Relacionados

Palabras relacionadas: , ,

Comentarios

Aún no hay comentarios para "Piorrea, ¿qué es y cómo tratarla?"

    Los comentarios están cerrados.

    900 102 969 (llamada gratuita)