¿Qué es una mentonera y para qué sirve?

¿Qué es una mentonera y para qué sirve?
Índice 1.- ¿Qué es una mentonera?2.- ¿Para qué sirve una mentonera de ortodoncia?3.- Beneficios de la mentonera4.- ¿Cuánto tiempo se debe usar la mentonera?5.- Cuidados y recomendaciones para usar una mentonera

La mentonera es uno de los principales aparatos que se engloban dentro de la ortodoncia interceptiva, es decir, la especialidad destinada a prevenir, diagnosticar y corregir el desarrollo de los huesos maxilares durante la infancia. A continuación, te contamos todos los detalles sobre este dispositivo: para qué sirve, cuáles son sus beneficios y cuánto tiempo debe usarse.

¿Qué es una mentonera?

Una mentonera es un aparato de ortodoncia interceptiva que se utiliza en niños. Se usa para guiar y corregir el crecimiento del maxilar superior y la mandíbula y es especialmente útil para tratar maloclusiones como la mordida abierta y las clases II y III.

La mentonera se coloca en el maxilar superior y se ajusta alrededor de la cabeza y bajo la barbilla del niño mediante una serie de correas regulables. Aunque su estructura puede parecer, de inicio, algo aparatosa, lo cierto es que la mentonera está diseñada para ser cómoda y ejercer una compresión manejable sobre el rostro. Además, las correas y los bordes del aparato son suaves.

Por lo general, la mentonera suele usarse entre seis y ocho meses.

¿Para qué sirve una mentonera de ortodoncia?

La mentonera es un dispositivo versátil que permite actuar sobre los huesos maxilares (maxilar superior y mandíbula). Sirve para guiar y corregir tanto el tamaño como la posición de ambos huesos, lo que contribuye a mejorar la alineación de los dientes y la relación entre los huesos maxilares.

La función principal de la mentonera es ejercer presión sobre la mandíbula, lo que ayuda a estimular o frenar el crecimiento mandibular. Por tanto, puede usarse tanto para casos de crecimiento mandibular excesivo como insuficiente.

Las principales maloclusiones que soluciona la mentonera son las siguientes:

  • Mordida abierta: ocurre cuando los dientes superiores e inferiores no contactan entre ellos al cerrar la boca. Por tanto, da la sensación de que la persona no llega a cerrar la boca.
  • Clase II: se da cuando la arcada inferior (mandíbula) se encuentra retrasada respecto a la superior (maxilar superior). En casos donde la mandíbula está menos desarrollada que el maxilar superior, la mentonera puede ayudar a estimular el crecimiento de la mandíbula.
  • Clase III: tiene lugar cuando la arcada superior (maxilar superior) se encuentra retrasada respecto a la inferior (mandíbula). En situaciones donde la mandíbula es demasiado prominente en comparación con el maxilar superior, la mentonera puede ser utilizada para controlar o limitar su crecimiento.

Beneficios de la mentonera

Los principales beneficios de usar una mentonera para para corregir anomalías en el desarrollo de los huesos maxilares son los siguientes:

  • Corrección de maloclusiones de manera temprana: la mentonera, usada entre los seis y los nueve años, puede resultar muy eficaz para guiar y modificar el crecimiento de los huesos maxilares. A esas edades, los huesos de los niños aún se están formando, por lo que resulta posible intervenir en su desarrollo.
  • Prevención de tratamientos más complejos en el futuro: precisamente, el uso temprano de la mentonera puede evitar o reducir la necesidad de recurrir a procedimientos más complejos en el futuro (tratamientos de ortodoncia largos, cirugía ortognática…). Esto se debe a que, alcanzada la adolescencia, ya no resulta posible modificar el tamaño y la posición de los huesos maxilares mediante tratamientos de ortodoncia.
  • Alineación de los dientes: al mejorar la relación entre los huesos maxilares, las mentoneras favorecen la alineación de los dientes. Esto resulta en una mejor función masticatoria y una distribución más equilibrada de las fuerzas al morder.
  • Prevención de desgastes y fracturas dentales: la mejora de la oclusión y la alineación de los dientes evita el desgaste excesivo de las piezas dentales, lo que suele ocurrir cuando no hay una distribución adecuada de las fuerzas al morder, lo que provoca que algunos dientes reciban más cargas que otros.
  • Mejora estética: el uso adecuado de una mentonera puede ayudar a tener un rostro más armónico y balanceado. Esto es especialmente relevante en las maloclusiones de clase II o III muy pronunciadas, cuando la relación entre los huesos maxilares puede afectar significativamente a la apariencia facial.
  • Impacto positivo en la autoestima: una apariencia facial equilibrada puede tener un impacto positivo en la autoestima, especialmente durante la adolescencia.
Pide cita sin compromiso

¿Cuánto tiempo se debe usar la mentonera?

El tiempo durante el que debe usarse una mentonera varía en función de cada caso, ya que depende de factores individuales como la edad del paciente, el tipo de maloclusión, la severidad de la misma y la respuesta del niño al tratamiento. Pero, por lo general, la mentonera suele usarse entre seis y ocho meses.

En lo que respecta al tiempo diario de uso, normalmente las mentoneras se utilizan por la noche, para dormir. Sin embargo, en algunos casos se pauta un tiempo de uso adicional durante el día, mientras el niño está en casa. Por ello, el tiempo diario de uso puede oscilar entre ocho y 14 horas.

Cuidados y recomendaciones para usar una mentonera

Los principales cuidados y recomendaciones que se deben seguir para usar una mentonera son los siguientes:

  • Asegurar un ajuste correcto: la mentonera debe ser ajustada siguiendo las pautas del ortodoncista para garantizar que se adapte correctamente a la cara. Un ajuste inadecuado puede causar incomodidad o irritación de la piel.
  • Mantener una buena higiene: la mentonera debe limpiarse según las instrucciones del ortodoncista. Es conveniente lavarla con agua tibia y jabón suave para evitar la acumulación de bacterias y reducir el riesgo de irritaciones o infecciones.
  • Secar adecuadamente la mentonera: después de limpiarla hay que secarla bien antes de guardarla o usarla de nuevo para prevenir el crecimiento de moho o bacterias.
  • Respetar las recomendaciones de uso: la mentonera debe usarse según las indicaciones de tiempo pautadas por el ortodoncista. No utilizarla el tiempo suficiente puede reducir su efectividad.
  • Evitar comer, beber o realizar actividades que puedan interferir con la posición de la mentonera mientras se está usando.

La mentonera es un aparato sencillo que puede lograr resultados eficaces en relativamente poco tiempo. Sin embargo, es indispensable seguir todos los consejos del ortodoncista. De esa manera, se maximizan los beneficios de usar una mentonera mientras se minimiza cualquier posible incomodidad o imprevisto. Si tienes dudas sobre su uso, llámanos para que podamos darte una solución.

Dra. Almudena Herraiz
Dra. Almudena Herraiz

Ortodoncista especialista en ortodoncia invisible

Almudena Herraiz es ortodoncista especialista en ortodoncia invisible. Es la directora del departamento de ortodoncia de las clínicas Abaden. Trata tanto a pacientes adultos como a niños.

Es experta en ortodoncia invisible con la certificación Diamond Provider II, siendo una de las ortodoncistas que más casos realiza en Europa.

  • Licenciada en Odontología por la Universidad Internacional de Catalunya
  • Máster en Ortodoncia y Ortopedia por la Universidad Alcalá – ITECO
  • Certificado en Invisalign: acreditada con la Certificación Workshop de Align Technology
  • Directora del Máster de Ortodoncia de Autran Dental Academy
  • Profesora Máster Invisalign Barcelona Dr. Eva Mayo
  • Miembro de la sociedad española de ortodoncia (SEDO)
  • Miembro de la sociedad española de alineadores (SEDA)