Máscara facial: ¿qué es y cuándo se usa?

Máscara facial: ¿qué es y cuándo se usa?
Índice 1.- ¿Qué es una máscara facial en ortodoncia?2.- Funciones de la máscara facial3.- ¿Para qué pacientes está indicada la máscara facial?4.- ¿Cuánto tiempo se debe usar la máscara facial?5.- ¿Es efectiva la máscara facial?

La máscara facial es un aparato de ortodoncia interceptiva que, utilizado de manera correcta y en la edad adecuada, ayuda a prevenir graves maloclusiones en el futuro, las cuales solo podrían ser corregidas mediante complejos tratamientos quirúrgicos, como la cirugía ortognática. A continuación, vamos a contarte para qué sirve, exactamente, la máscara facial y cuándo debe usarse.

¿Qué es una máscara facial en ortodoncia?

Una máscara facial es un dispositivo extraoral, que se coloca fuera de la boca, y se utiliza para corregir alteraciones en los huesos maxilares (maxilar superior y/o mandíbula) de los niños. La máscara facial ayuda, por tanto, a guiar y modificar el crecimiento óseo, lo que permite dar a los huesos maxilares el tamaño y la posición adecuados.

La máscara facial es un aparato, generalmente fabricado con metal y plástico, que cuenta con un arco y dos puntos de apoyo: uno en la frente y otro en el mentón. Desde dichas zonas de anclaje, y a través del arco, se aplica la fuerza necesaria para corregir las malformaciones en los huesos maxilares.

Por lo general, la máscara facial se coloca en niños de entre seis y nueve años.

Funciones de la máscara facial

La principal función de la máscara facial es conseguir el avance del maxilar superior para tratar la maloclusión de clase III. A continuación, detallamos para qué se usa este aparato:

  • Estimular el crecimiento del maxilar superior: la máscara facial aplica una fuerza de tracción controlada que estimula el crecimiento del maxilar superior. Por tanto, el aparato desplaza el maxilar superior hacia adelante. Esto es particularmente útil en casos de clase III, cuando el maxilar superior es más pequeño o está retrasado respecto a la mandíbula.
  • Retención del crecimiento de la mandíbula: en algunos casos, la máscara facial puede ayudar a controlar o restringir el crecimiento excesivo de la mandíbula. Para ello se aplican unas fuerzas que limitan su desarrollo hacia adelante, ayudando a mantener una relación adecuada entre las dos arcadas (superior e inferior).
  • Corrección de asimetrías faciales: la máscara facial también puede ser utilizada para tratar ciertos tipos de asimetrías en la cara.
  • Mejora de la oclusión y la estética facial: al corregir los desequilibrios en el crecimiento de los huesos maxilares, la máscara facial contribuye a mejorar la oclusión y a alinear los dientes. Con todo ello, la estética general del rostro se ve favorecida.
  • Apoyo a otros tratamientos de ortodoncia: a menudo, la máscara facial se combina con otros aparatos ortodónticos que también contribuyen a estimular el maxilar superior, como el disyuntor de paladar.

¿Para qué pacientes está indicada la máscara facial?

Por lo general, la máscara facial se coloca en niños de entre seis y nueve años, ya que a estas edades aún no se ha completado el crecimiento óseo. Por tanto, los huesos de su cara resultan “moldeables” y es relativamente sencillo intervenir en su desarrollo.

¿Cuánto tiempo se debe usar la máscara facial?

El tiempo de uso de una máscara facial de ortodoncia varía según las necesidades específicas de cada paciente, así como de la etapa de crecimiento en la que se encuentre. Generalmente, se recomienda usar la máscara facial entre 12 y 14 horas al día.

La mayoría de los ortodoncistas aconsejan usarla durante la noche, mientras el niño duerme, y algunas horas adicionales durante el día o los fines de semana, mientras el paciente está en casa. De esta manera, se pretende cumplir con el tiempo de uso requerido sin interferir demasiado con las actividades diarias del niño.

En lo que respecta a la duración del tratamiento, normalmente la máscara facial debe usarse alrededor de ocho meses. Sin embargo, esta duración total del tratamiento también puede variar en función de la severidad de la maloclusión y de la respuesta del paciente al tratamiento.

¿Es efectiva la máscara facial?

La máscara facial es un tratamiento que se ha demostrado efectivo a la hora de corregir ciertas maloclusiones y anomalías del crecimiento facial, concretamente las de clase III. Sin embargo, y como ocurre con cualquier tratamiento de ortodoncia, su éxito puede variar en función de diversos factores.

A continuación, te hablamos de los aspectos que juegan un papel fundamental en la efectividad de la máscara facial:

  • Selección apropiada del paciente: la máscara facial es más efectiva en niños que están en una fase activa de crecimiento, ya que aplicando una fuerza controlada se puede guiar el desarrollo de sus huesos.
  • Colaboración del paciente: la cooperación del niño y de sus padres es fundamental. La máscara facial es un aparato de quita y pon, que debe llevarse un número determinado de horas y que tiene que ser retirado y colocado varias veces al día.
  • Seguimiento adecuado: la efectividad también depende de que se haga un seguimiento correcto y continuado por parte del ortodoncista. Para ello, es fundamental que el paciente acuda a revisión con la regularidad pautada (normalmente cada cuatro o seis semanas).
  • Combinación con otros tratamientos ortopédicos: en muchas ocasiones, la máscara facial se acompaña de otros aparatos, lo que ayuda a mejorar su efectividad.
Pide cita sin compromiso

Dicho esto, hay que tener en cuenta que, aunque la máscara facial sea efectiva, no todos los cambios conseguidos con ella se mantienen durante la adolescencia. Es decir, este aparato mejora el crecimiento a corto plazo y evita problemas más severos en el futuro que tendrían que ser corregidos mediante una cirugía ortognática.

Sin embargo, es necesario realizar un seguimiento a lo largo de toda la niñez y la adolescencia, para observar si el crecimiento del paciente compromete alguno de los resultados conseguidos. En el caso de que así sea, se podrá pautar el tratamiento más sencillo y menos invasivo para prevenir problemas mayores.

¿Hemos resuelto tus dudas acerca de la máscara facial de ortodoncia? Si tienes alguna pregunta más, no esperes para consultarnos o pedir una cita con nuestros ortodoncistas. Como hemos mencionado al comienzo de este artículo, la prevención y el tratamiento tempranos son fundamentales para prevenir procedimientos complejos e invasivos en el futuro.

Dra. Almudena Herraiz
Dra. Almudena Herraiz

Ortodoncista especialista en ortodoncia invisible

Almudena Herraiz es ortodoncista especialista en ortodoncia invisible. Es la directora del departamento de ortodoncia de las clínicas Abaden. Trata tanto a pacientes adultos como a niños.

Es experta en ortodoncia invisible con la certificación Diamond Provider II, siendo una de las ortodoncistas que más casos realiza en Europa.

  • Licenciada en Odontología por la Universidad Internacional de Catalunya
  • Máster en Ortodoncia y Ortopedia por la Universidad Alcalá – ITECO
  • Certificado en Invisalign: acreditada con la Certificación Workshop de Align Technology
  • Directora del Máster de Ortodoncia de Autran Dental Academy
  • Profesora Máster Invisalign Barcelona Dr. Eva Mayo
  • Miembro de la sociedad española de ortodoncia (SEDO)
  • Miembro de la sociedad española de alineadores (SEDA)