¿Qué es la erosión dental? ¿Cómo se trata?

¿Qué es la erosión dental? ¿Cómo se trata?
Índice 1.- ¿Qué es la erosión dental?2.- Causas de la erosión dental2.1.- Causas intrínsecas2.2.- Causas extrínsecas3.- ¿Cuáles son las consecuencias de la erosión dental?4.- ¿Cómo se trata la erosión dental?5.- Bibliografía

En sus primeras etapas, la erosión dental puede pasar inadvertida. Sin embargo, a largo plazo supone un problema que implica diversas consecuencias negativas tanto para la salud de la boca como para la estética de la sonrisa. Por ello, en este artículo te vamos a hablar, entre otras cosas, de los principales tratamientos contra la erosión dental.

¿Qué es la erosión dental?

La erosión dental es la pérdida gradual de esmalte -la capa dura y externa del diente- debido al contacto frecuente y prolongado con ácidos. Los ácidos que desmineralizan y debilitan la estructura dental pueden proceder del interior del organismo (fuentes intrínsecas) o del exterior (fuentes extrínsecas). Sin embargo, dichos ácidos no tienen su origen en las bacterias. Por tanto, este tipo de ácidos son distintos a los que provocan la caries, los cuales sí provienen de las bacterias presentes en la boca.

Causas de la erosión dental

A la hora de abordar el origen de la erosión dental, podemos diferenciar entre las causas intrínsecas (relacionadas con el propio organismo) y las causas extrínsecas:

Causas intrínsecas

Las principales causas intrínsecas de la erosión dental son las siguientes:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): afección que provoca el regreso de los ácidos estomacales desde el estómago hacia el esófago.
  • Vómitos crónicos: los trastornos alimenticios como la bulimia, así como cualquier otra condición médica que provoque vómitos frecuentes, exponen a los dientes a los ácidos estomacales.
  • Xerostomía (boca seca): la saliva ayuda a neutralizar los ácidos en la boca, ya que forma una barrera invisible entre los ácidos y el esmalte de los dientes. Por tanto, los protege de la erosión. La pérdida de flujo salival, que puede estar causada por determinadas condiciones médicas o por el uso de ciertos medicamentos, aumenta el riesgo de erosión dental.

Causas extrínsecas

Las principales causas extrínsecas de la erosión dental son las siguientes:

  • Consumo de bebidas ácidas: las bebidas carbonatadas (incluyendo los refrescos y el agua con gas), los zumos de frutas cítricas, el vino y algunas bebidas isotónicas (para deportistas) tienen un alto contenido en ácidos.
  • Ingesta de alimentos ácidos: los alimentos cítricos (limón, naranja, pomelo, lima…) y el vinagre pueden causar erosión dental si se consumen en grandes cantidades o si se mantienen en la boca por periodos prolongados. Es decir, si la persona no se cepilla los dientes después de haberlos ingerido.
  • Uso de ciertos medicamentos: el consumo de ciertos fármacos o suplementos (ácido acetilsalicílico, hierro, vitamina C…) pueden contribuir a la erosión de los dientes.

¿Cuáles son las consecuencias de la erosión dental?

La erosión dental puede tener una serie de consecuencias negativas tanto para la salud de la boca como para la estética de la sonrisa. A medida que el esmalte se desgasta y se pierde, pueden aparecer una serie de problemas:

  • Sensibilidad dental: los ácidos contribuyen a disolver el esmalte y, con el tiempo, pueden exponer la dentina (capa que está debajo del esmalte). La dentina contiene unos pequeños túbulos que conducen directamente a los nervios del diente. Por tanto, la exposición de la dentina puede provocar sensibilidad ante el consumo de ciertos alimentos y bebidas (calientes, frías, dulces o ácidas).
  • Caries: el esmalte actúa como una capa protectora del diente frente a las caries. Cuando se erosiona, el interior de la pieza dental queda más expuesto y es más susceptible a las caries.
  • Cambios en la apariencia de los dientes: los dientes erosionados pueden cambiar su aspecto debido al debilitamiento del esmalte. Es decir, pueden adquirir una apariencia más fina y translúcida, especialmente en los bordes, así como volverse más cortos y desiguales. A su vez, la exposición de la dentina -la cual tiene un tono amarillento, más oscuro que el del esmalte- puede hacer que los dientes parezcan más amarillos.
  • Pérdida de estructura dental: la erosión avanzada puede provocar una pérdida significativa de la estructura dental, afectando a la forma y el tamaño de los dientes. Todo ello puede comprometer la función masticatoria, la alineación dental y la distribución de la fuerza al morder. Además, esto último puede causar problemas adicionales en la mandíbula y la articulación temporomandibular (ATM).
  • Fracturas y grietas: a medida que los dientes se vuelven más débiles y frágiles debido a la pérdida de esmalte, son más susceptibles a fracturas, grietas y astillamientos. Esto puede requerir tratamientos dentales como empastes, coronas o reconstrucciones. En el peor de los casos, puede llevar a la pérdida de la pieza dental dañada, lo que requeriría la colocación de un implante.
Las principales técnicas para tratar la erosión dental son el empaste, las carillas, las coronas o la endodoncia.

¿Cómo se trata la erosión dental?

El tratamiento de la erosión dental se enfoca en prevenir la progresión de los daños, restaurar los dientes afectados y abordar las causas para prevenir futuros problemas. A continuación, te detallamos las principales técnicas para tratar la erosión dental:

  • Identificación y control de la causa: el primer paso del tratamiento consiste en identificar y controlar la causa de la erosión dental. Esto puede requerir cambios en la dieta o la medicación, así como visitar a un profesional para tratar condiciones o problemas de salud (reflujo gastroesofágico, bulimia…).
  • Realizar una restauración dental: en función de la extensión y la severidad de los daños, el odontólogo deberá valorar cuál es el tratamiento más adecuado para la erosión dental. Además, la erosión dental puede afectar a niños y adultos, por lo que el dentista también necesitará evaluar la fase de desarrollo dental en la que se encuentra la persona. Generalmente, los tratamientos más habituales para actuar frente a la erosión dental son los empastes, las carillas y las coronas.
  • Practicar una endodoncia: en casos de erosión dental severa, cuando los daños hayan llegado hasta el interior del diente y exista dolor, puede ser necesario recurrir a una endodoncia. De esta manera, se extrae la parte más interna de la pieza dental (pulpa) y se elimina el dolor.

Por último, queremos detenernos en la importancia de hacer visitas periódicas al dentista (entre una y dos al año) para que revise el estado de la boca y paute las limpiezas bucodentales profesionales adecuadas. Si crees que sufres erosión dental o hace más de un año que no acudes al odontólogo, puedes pedir una primera consulta informativa y sin compromiso con nuestros dentistas.

Pide cita sin compromiso

Bibliografía

Dra. Laura Obradors
Dra. Laura Obradors

Ortodoncista y especialista en Prótesis / Directora Médica en Abaden Dentistas

Licenciada en Odontología | Universitat Internacional de Catalunya.

Máster Damon | Clases impartidas por los Doctores Ramón Perera y Rafael García-Espejo

Máster Invisalign | Manuel Román Academy

Máster en Terapia Neural y Odontología Neurofocal | Universitat de Barcelona