900 102 969 (llamada gratuita)

La asepsia en la odontología

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…

La asepsia es la ausencia total de infección o de microorganismos infecciosos.

En la odontología, nos podemos encontrar con distintos tipos de niveles de asepsia como lo son la asepsia local y la asepsia en los materiales, en los pacientes y también en los profesionales de la salud.

La asepsia en los materiales

Cuando hablamos de la asepsia en los instrumentos de odontología nos encontramos con tres clasificaciones diferentes:

  • Instrumentos críticos: son aquellos instrumentos y materiales que se hacen uso cuando hay contacto con los tejidos orgánicos como puede ser la sangre.
  • Instrumentos semicríticos: son los instrumentos en donde hay un contacto con las mucosas o con la piel no intacta.
  • Instrumentos no críticos: son los que cuando se utilizan tienen contacto con la piel intacta.

Además de lo anterior, dentro de la asepsia podemos encontrar dos grandes grupos según el número de microorganismos que se eliminan.

  • Desinfección: se trata del procedimiento en donde se reduce la cantidad existentes de microorganismos en el área. Para ello, se hace uso de instrumentos o materiales semicríticos o no críticos.
  • Esterilización: es la eliminación completa de todos los microorganismos o microbianas, por eso son el nivel más avanzado en lo que se refiere al control de la infección y contaminación. Se hace uso de instrumentos o materiales críticos y semicríticos.

Cómo se logra la asepsia en la odontología

La esterilización de los instrumentos, en una clínica dental, se logra a través del embolsado de cada uno de ellos y el uso de agentes físicos como el calor seco o agentes químicos en donde se sumergen los instrumentos para esterilizarlos.

La asepsia en la odontología se realiza en los siguientes agentes:

  • Mobiliario: se debe de desinfectar con agentes químicos todo el mobiliario del gabinete con el fin de que esté libre de microorganismos que puedan ser infecciosos.
  • Instrumental: se desinfectan los instrumentos o materiales o se esteriliza según el tipo de material que sea como hemos comentado anteriormente.
  • Odontólogo y asistentes: deben de lavarse las manos, hacer uso de la ropa adecuada y colocarse guantes para la manipulación. Estos guantes pueden ser quirúrgicos o rutinarios.
  • Paciente: el paciente debe de acudir a la consulta con ropa limpia e higienizar su cavidad bucal lo más posible.

Como puedes observar la asepsia es sumamente importante con el fin de evitar la aparición de inconvenientes como las infecciones debido a esos microorganismos que se encuentran presentes en distintos agentes. Si tienes dudas al respecto consulta con el especialista en odontología para que te indique cómo debes de acudir el día de tu cita.

Artículos Relacionados

Comentarios
Aún no hay comentarios para "La asepsia en la odontología"

Deja tu comentario

Los campos marcados con * son obligatorios. Gracias.

×

Lo que opinan nuestros pacientes


Estamos muy orgullosos de que los pacientes que tratamos compartan su satisfacción con nuestra clínica y nos recomiendan a sus familiares y amigos.
A continuación, puedes ver las valoraciones que han dejado en nuestras páginas de Facebook y Google