900 102 969 (llamada gratuita)

Fluorosis dental: causas y tratamientos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Publicado el 08.05.2019

Dentro de las numerosas alteraciones que pueden sufrir nuestros dientes, el esmalte tiene incidencia en varias de ellas. Por ello, mantener una buena higiene dental y acudir regularmente al dentista puede influir directamente en la salud oral evitando problemas como el de la fluorosis dental.

¿Qué es la fluorosis dental?

Cuando el esmalte se está formando y sufre una exposición desmesurada al flúor a nivel interno, puede sufrir una hipomineralización, lo que expone al esmalte a los efectos de agentes externos que pueden causar caries o erosión dental.

La fluorosis se ve con mayor frecuencia en los dientes definitivos, ya que en edades tempranas no nos exponemos a tantos peligros. El verdadero problema de esta alteración es cuando no solo afecta a la capa más externa del diente sino que desemboca en pequeños surcos o vetas paralelas, principalmente en los incisivos y los molares.

¿Hay tratamiento para la fluorosis?

Antes de establecer un tratamiento eficiente para el paciente, la revisión por parte de un dentista profesional ayudará a evaluar la gravedad de los daños sufridos. No todos los casos de fluorosis son iguales, por lo que en base al diagnóstico se optará por un proceso recuperación u otro.

En casos que no requieren excesiva intervención se elige la técnica de microabrasión dental, mediante la cual se eliminan las manchas blancas de los dientes. También se utiliza el blanqueamiento dental para dar un color uniforme a la dentadura.

Sin embargo, si la fluorosis es más severa y ha afectado considerablemente al estado de las piezas dentales, es posible que sean necesarias las carillas dentales, en cualquiera de sus modalidades (carillas sin tallado, carillas lumineers, etc.) con el objetivo de devolver al paciente una estética agradable y tener una sonrisa perfecta.

¿Es posible recuperarse de una fluorosis?

Por lo general, una vez que se ataja el problema de la fluorosis no vuelve a reproducirse. Evidentemente, se hará hincapié en la necesidad de seguir unas pautas de higiene bucodental para evitar una nueva aparición de hipomineralización.

En general, buena parte de las alteraciones que afectan a la salud oral podrían prevenirse con una buena técnica de cepillado, y los pacientes cada vez se habitúan más al uso de hilo dental o irrigador bucal, complementos que contribuyen a preservar la boca y los dientes en perfecto estado.

De igual manera, una vez se aplique el tratamiento indicado por el especialista, se recomienda seguir acudiendo de forma periódica a la consulta para hacer un seguimiento personalizado y ver así cómo evoluciona el estado de los dientes afectados. Como es lógico, tener monitorizado el progreso de los dientes que se vieron afectados y han sido tratados forma parte de las probabilidades de éxito. En Abaden Dentistas nos implicamos en cada caso de forma individualizada y la satisfacción de nuestros pacientes es lo que más nos importa.

Artículos Relacionados

Comentarios
Aún no hay comentarios para "Fluorosis dental: causas y tratamientos"

Deja tu comentario

Los campos marcados con * son obligatorios. Gracias.

900 102 969 (llamada gratuita)

Lo que opinan nuestros pacientes


Estamos muy orgullosos de que los pacientes que tratamos compartan su satisfacción con nuestra clínica y nos recomiendan a sus familiares y amigos.
A continuación, puedes ver las valoraciones que han dejado en nuestras páginas de Facebook y Google