Deglución atípica: ¿cómo se corrige? ¿Cuáles son los tratamientos más adecuados?

Deglución atípica: ¿cómo se corrige? ¿Cuáles son los tratamientos más adecuados?
Índice 1.- ¿Qué es la deglución atípica?2.- Síntomas de la deglución atípica3.- ¿Cuáles son las causas de la deglución atípica?4.- ¿Cuáles son las consecuencias de la deglución atípica?5.- ¿Cómo se corrige la deglución atípica?5.1.- Tratamiento de ortodoncia para la deglución atípica5.2.- Terapia miofuncional para la deglución atípica

Aunque la deglución atípica puede afectar tanto a adultos como a niños, lo más común es identificarla y tratarla durante la infancia. En esta etapa de la vida, el tratamiento para corregir la alteración es más rápido y sencillo. Pero, además, el hecho de tratar la deglución atípica cuanto antes evita que sus diversas consecuencias empeoren. En este artículo te vamos a contar, entre otras cosas, en qué consiste la deglución atípica, cuáles son sus causas y con qué tratamientos se corrige.

¿Qué es la deglución atípica?

La deglución atípica es una alteración que afecta al patrón normal de deglución. Consiste en la colocación inadecuada de la lengua en el momento de tragar, lo que provoca que esta presione los incisivos superiores e inferiores. En cambio, en un patrón normal de deglución, la lengua se coloca sobre el paladar, en vez de presionar los dientes.

Síntomas de la deglución atípica

Los principales síntomas de la deglución atípica son los siguientes:

  • Posición anormal de la lengua durante la deglución: las personas que presentan deglución atípica empujan su lengua contra los incisivos superiores o inferiores, en lugar de colocarla sobre el paladar.
  • Incisivos superiores o inferiores inclinados hacia delante: la deglución atípica provoca el desplazamiento progresivo de los dientes que son empujados con la lengua. Como consecuencia, dichos dientes se desalinean y sobresalen respecto a los de la arcada opuesta.
  • Mordida abierta anterior: fruto del desalineamiento entre las dos arcadas dentarias puede suceder que los dientes superiores e inferiores no contacten cuando la persona cierra la boca, lo que se conoce como mordida abierta.
  • Dificultades a la hora de comer, especialmente los alimentos más duros: uno de los síntomas de la deglución atípica es la necesidad de dedicar más tiempo y esfuerzo de lo normal al comer.
  • Movimientos inusuales o extraños a la hora de tragar: fruto de las dificultades para comer, las personas que presentan deglución atípica pueden realizar movimientos raros o excesivos con los labios o la mandíbula, como inclinar la cabeza hacia atrás para que pase mejor el alimento.
  • Ruidos extraños al comer.
  • Respiración bucal, en lugar de nasal.
  • Dificultades para pronunciar correctamente determinados sonidos: especialmente aquellos que requieren la correcta colocación de la lengua, como “r” y “s”.

¿Cuáles son las causas de la deglución atípica?

Lo más habitual es que la deglución atípica se desarrolle durante la infancia debido a determinados hábitos orales. Las principales causas de esta alteración son las siguientes:

  • Hábitos prolongados de succión: chuparse el dedo pulgar y usar chupetes y biberones más allá de los tres años puede alterar el patrón de deglución. Lo mismo ocurre con otros hábitos similares como morder o succionar los labios (queilofagia), la lengua o las mejillas de manera constante.
  • Costumbre de morderse las uñas (onicofagia).
  • Abuso de alimentos triturados: una dieta excesivamente blanda puede perjudicar el desarrollo de los músculos masticatorios y afectar el patrón de deglución. Por ello, es conveniente introducir paulatinamente el consumo de alimentos sólidos en los niños, una vez que empiezan a erupcionar los primeros dientes temporales (de leche).
  • Anomalías anatómicas: los problemas estructurales, entre las que destacan un frenillo lingual corto (anquiloglosia), la hipertrofia de las amígdalas o las alteraciones en el desarrollo de los huesos maxilares, pueden causar deglución atípica.
Para tratar la deglución atípica suele ser necesario recurrir a un tratamiento combinado de ortodoncia y terapia miofuncional.

¿Cuáles son las consecuencias de la deglución atípica?

La deglución atípica, si no se trata, puede llevar a una serie de consecuencias que afectan a la salud (tanto general como oral) y a la estética de la cara. Las principales son las siguientes:

  • Dificultades de masticación, lo que puede afectar el proceso de digestión, al no triturar adecuadamente los alimentos antes de tragar.
  • Alteraciones en la respiración, ya que las personas que padecen deglución atípica suelen respirar por la boca.
  • Anomalías en el crecimiento de los dientes y los huesos maxilares (maxilar superior y mandíbula), provocadas por la presión constante de la lengua.
  • Tensiones y dolores musculares en cara, mandíbula y cuello.
  • Alteraciones y retrasos en el habla. Dada la importancia de una colocación adecuada de la lengua a la hora de pronunciar determinados sonidos, los niños que sufren deglución atípica pueden presentar dificultades en el habla.
¿Quieres una revisión sin compromiso?

¿Cómo se corrige la deglución atípica?

Para tratar la deglución atípica suele ser necesario recurrir a un tratamiento combinado de ortodoncia y terapia miofuncional. Esto se debe a que la deglución atípica, además de provocar alteraciones en los dientes y los huesos maxilares, ocasiona problemas en el lenguaje.

A continuación, te detallamos los principales tratamientos para corregir la deglución atípica:

Tratamiento de ortodoncia para la deglución atípica

Como ya hemos explicado, lo más adecuado es tratar la deglución atípica durante la infancia. En este caso, se utilizarán aparatos de ortodoncia interceptiva, que además de corregir el desarrollo de los huesos maxilares, ayudarán a eliminar hábitos orales nocivos. Por ejemplo, hay una serie de aparatos que cuentan con rejillas o alambres para impedir el hábito de succión, o hacerlo más incómodo para el niño (sin causar dolor).

Posteriormente, una vez se ha logrado un buen desarrollo óseo y que todos los dientes permanentes han erupcionado, lo que tiene lugar durante la adolescencia, suele ser necesario recurrir a un tratamiento de ortodoncia. Este puede ser con brackets o con alineadores transparentes.

Terapia miofuncional para la deglución atípica

De manera paralela, resulta conveniente acudir al logopeda para que lleve a cabo terapia miofuncional. De esta manera, ayudará al niño a practicar y aprender diversos ejercicios miofuncionales para desarrollar un patrón de deglución normal y mejorar la pronunciación de ciertos sonidos.

En resumen, la deglución atípica es una alteración que conviene solucionar cuanto antes para evitar o frenar las complicaciones que puede ocasionar, las cuales se vuelven más complejas de remediar a medida que crecemos. Si tienes más dudas sobre la deglución atípica o necesitas una revisión, puedes llamar a nuestras clínicas dentales y pedir una primera visita informativa con un odontólogo especializado en Ortodoncia.

Dra. Laura Obradors
Dra. Laura Obradors

Ortodoncista y especialista en Prótesis / Directora Médica en Abaden Dentistas

Licenciada en Odontología | Universitat Internacional de Catalunya.

Máster Damon | Clases impartidas por los Doctores Ramón Perera y Rafael García-Espejo

Máster Invisalign | Manuel Román Academy

Máster en Terapia Neural y Odontología Neurofocal | Universitat de Barcelona