¿Cuáles son las causas de la retracción de encías? ¿Cómo se pueden regenerar?

¿Cuáles son las causas de la retracción de encías? ¿Cómo se pueden regenerar?
Índice 1.- ¿Por qué las encías se retraen?1.1.- 1- Periodontitis1.2.- 2- Cepillado agresivo1.3.- 3- Bruxismo2.- ¿Qué hacer cuando las encías se retraen?2.1.- 1- Retracción de encías por periodontitis2.2.- 2- Retracción de encías por cepillado agresivo2.3.- 3- Retracción de encías por bruxismo3.- ¿Cómo regenerar el tejido de las encías de forma natural?4.- ¿Cuánto cuesta regenerar las encías?5.- Conclusiones

Hay una gran cantidad de personas que presentan retracción en las encías. Sin embargo, el hecho de padecer el mismo problema no implica que las causas sean las mismas. Es más, podemos decir que, en algunos casos, son opuestas.

Y es que, por ilustrar dicha afirmación con un ejemplo, podemos decir que la recesión de encías puede deberse tanto a la falta de cepillado como a un cepillado demasiado exhaustivo. 

Con el objetivo de aclarar esta cuestión sobre las causas de la retracción de encías, en los apartados siguientes desvelaremos cuáles son los principales motivos por los que las encías se retraen.

¿Por qué las encías se retraen?

Como ya hemos avanzado, la retracción de encías puede deberse a distintas causas. Las más frecuentes son la periodontitis, el cepillado agresivo y el bruxismo.

1- Periodontitis

La periodontitis o piorrea es una enfermedad de las encías que provoca la pérdida de tejido de las mismas. O dicho de otra manera, es una patología que hace que las bacterias presentes en la boca destruyan progresivamente las encías.

A su vez, dichas bacterias tienen su origen en la falta de cepillado. El hecho de que una persona no se lave los dientes después de cada comida hace que la cavidad bucodental sea más propensa al desarrollo de bacterias.

2- Cepillado agresivo

En el extremo opuesto tenemos otra de las causas más frecuentes de la retracción de encías: el cepillado fuerte o muy agresivo. Hay muchas personas que, en su afán por mantener una buena higiene oral, se cepillan los dientes con excesiva fuerza. 

Este hábito, mantenido en el tiempo, hace que la encía se vaya retrayendo y que, como consecuencia, la raíz dental quede al descubierto.

3- Bruxismo

El bruxismo es un hábito involuntario que consiste en apretar o rechinar los dientes. Lo más común es que dicho hábito tenga lugar por las noches, mientras la persona bruxista duerme. 

Sin embargo, hay quienes aprietan los dientes también a lo largo del día. Cuanto más frecuente -e intenso- sea este hábito, peores serán las consecuencias para las encías.

Y es que, al estar sometido a una excesiva fuerza, el tejido de las encías se debilita y disminuye.

¿Qué hacer cuando las encías se retraen?

En función de cuál sea la causa que ha originado la retracción de encías, será recomendable actuar de una u otra manera. 

1- Retracción de encías por periodontitis

Cuando las encías retraídas se deben a una enfermedad periodontal, es fundamental actuar con relativa urgencia. Es decir, hay que ponerse en manos de un periodoncista en el menor tiempo posible.

El periodoncista es un odontólogo especializado en el cuidado de las encías. Por tanto, es el profesional más adecuado para pautar un tratamiento que detenga la infección causada por las bacterias. 

A grandes rasgos, dicho tratamiento se basará en medicación antibiótica y en raspados y alisados radiculares (curetajes). 

Una vez eliminado el problema periodontal, el dentista valorará la posibilidad de realizar un injerto de encía para recomponer la zona dañada por las bacterias.

2- Retracción de encías por cepillado agresivo

En el caso de que la recesión de encías se deba a un cepillado demasiado fuerte, la solución será más sencilla. En primer lugar, el paciente tiene que dejar la costumbre de cepillarse los dientes con tanta intensidad.

En segundo lugar, el odontólogo podrá llevar a cabo un injerto de encía. En este caso, resulta mucho más sencillo realizar dicho tratamiento, ya que la retracción originada por un cepillado agresivo se localiza, por lo general, en uno o dos dientes.

En cambio, la retracción de encías ocasionada por periodontitis tiende a presentarse en la boca de manera generalizada. Por ello, puede resultar mucho más complejo  realizar dicho injerto.

3- Retracción de encías por bruxismo

Cuando la causa de la retracción gingival sea el bruxismo, lo primero que tendrá que hacer el paciente es llevar una férula de descarga por las noches, mientras duerme.

Con dicho aparato, la persona evitará que sus piezas dentales contacten entre ellas. Por tanto, dejará de desgastar el esmalte de sus dientes y evitará las consecuencias negativas sobre sus encías.  

Una vez que el bruxismo esté bajo control, el dentista podrá determinar si se puede realizar algún tratamiento para rehabilitar el tejido de la encía dañado.

Al igual que en los casos anteriores, resulta importante recomponer la encía perdida. Por un lado, dicha necesidad se debe a cuestiones estéticas, ya que cuando la raíz dental queda al descubierto, el diente se ve demasiado largo.

Pero, por otro lado, la importancia de injertar el tejido perdido se debe a que la raíz es la zona más sensible de la pieza dental. Por tanto, si está al descubierto, el paciente notará mucha sensibilidad (al frío, el calor, los ácidos o los dulces). 

¿Cómo regenerar el tejido de las encías de forma natural?

El tejido de las encías no se regenera por sí mismo. Por tanto, no existe ninguna solución o remedio natural para regenerar las encías. 

Dicho esto, lo que sí puede hacer el paciente, ante la mínima sospecha de que sus encías se están debilitando o retrayendo, es acudir a un periodoncista. De esta manera, el profesional podrá actuar sobre la causa que ha originado la recesión. Y, consecuentemente, podrá revertir la situación.

¿Cuánto cuesta regenerar las encías?

La retracción de encías puede deberse a distintas causas. Y, además, no todos los pacientes presentan el mismo grado de recesión (leve, moderado o severo). Por tanto, no se puede ofrecer, a través de este artículo, un precio definitivo.

Lo que sí te podemos contar es que en nuestras clínicas dentales optamos siempre por la solución más conservadora y sencilla de todas. Por tanto, si un paciente presenta, por ejemplo, una retracción de encías leve por un cepillado agresivo, el precio puede oscilar entre los 200 y los 300 euros.

Si, por ofrecer otro ejemplo, la persona es bruxista, necesitará una férula de descarga que cuesta entre 200 y 350 euros

Conclusiones

Esperamos que este artículo te haya servido para conocer cuáles son las causas más habituales de la retracción de encías. Pero, sobre todo, para entender la importancia de acudir al dentista si aprecias que tus encías se están retrayendo.

Así, el profesional podrá actuar directamente contra la causa lo antes posible, lo que es especialmente importante ante la periodontitis, por ejemplo. Y, una vez hecho el diagnóstico, el odontólogo estará en condiciones de determinar cuál es el tratamiento más adecuado para resolver el problema de manera definitiva.

Dra. Nuria Obradors
Dra. Nuria Obradors

Cirujana e implantóloga

La Dra. Núria Obradors ejerce en las áreas de Cirugía Oral y Periodontal, Cirugía Implantológica y Rehabilitación Protésica en las clínicas Abaden.

Licenciada en Odontología | Universitat Internacional de Catalunya.

Residencia Clínica en Cirugía Maxilofacial | Tufts University School of Dental Medicine (Boston, MA, USA)

Residencia Clínica en Implantología Oral | Universitat Internacional de Catalunya (UIC)