¿Por qué tengo dolor en una muela del juicio?

¿Por qué tengo dolor en una muela del juicio?
Índice 1.- Causas del dolor de las muelas del juicio1.1.- Falta de espacio1.2.- Pericoronitis1.3.- Caries dentales1.4.- Quistes2.- ¿Cómo aliviar el dolor de una muela del juicio?3.- Tratamiento para el dolor de una muela del juicio

El dolor de una muela del juicio es uno de los más intensos e incómodos que solemos experimentar. Además, dicho dolor puede deberse a una serie de causas muy diversas, por lo que en cualquier caso resulta necesario acudir al dentista para que lleve a cabo una exploración clínica y radiográfica de la boca. En función del origen del dolor de la muela del juicio, el profesional podrá planificar el tratamiento más adecuado.

Causas del dolor de las muelas del juicio

Las principales causas por las que una muela del juicio puede provocar dolor son las siguientes:

Falta de espacio

Por lo general, las muelas del juicio erupcionan entre los 17 y los 25 años. Además, son las últimas piezas dentales en salir. El hecho de que erupcionen cuando el resto de dientes ya ocupan su lugar en la boca hace que, en una gran cantidad de casos, no tengan espacio suficiente para salir. Esto, como no podía ser de otra manera, causa presión en el resto de dientes y en los tejidos circundantes.

Pericoronitis

La pericoronitis es una infección que suele tener su origen, precisamente, en la falta de espacio. Dicha falta de espacio provoca que las muelas del juicio se queden impactadas o retenidas en la encía, sin poder erupcionar completamente.

El hecho de quedarse a medio camino puede convertir a la muela del juicio en un foco de infección, ya que la pieza dental será más difícil de limpiar. Esta acumulación de restos de alimentos y bacterias puede dar lugar a diversas infecciones -como la pericoronitis-, que cursan con dolor e inflamación.

Caries dentales

Al hilo de lo anterior, una muela del juicio que resulta difícil de limpiar es más propensa a desarrollar caries. En este punto, se debe tener en cuenta que, además de estar parcialmente retenidas en la encía, las muelas del juicio ocupan la última posición en la boca. Por ello, son de por sí más difíciles de alcanzar y limpiar con el cepillo. Al igual que en los casos anteriores, una infección por caries puede causar un dolor severo en la muela del juicio.

Quistes

Por último, otra de las causas por las que las muelas del juicio pueden provocar dolor se debe al desarrollo de quistes a su alrededor. Esto sucede cuando el folículo en el que se forma el diente se llena de líquido, creando un quiste que puede dañar el hueso, los dientes y los tejidos blandos circundantes.

¿Te duele una muela del juicio?

¿Cómo aliviar el dolor de una muela del juicio?

Ante el dolor de una muela del juicio es esencial acudir al dentista para que evalúe su causa y paute el tratamiento adecuado. Sin embargo, mientras esperas a tu cita con el odontólogo hay una serie de recomendaciones que puedes seguir para aliviar el dolor de la muela del juicio:

  • Aplicación de frío o calor: en función de cada caso, puede ser más recomendable aplicar frío o calor. Por tanto, puedes probar qué te ayuda más a calmar las molestias, si los paños calientes o las bolsas de hielo. En cualquier caso, aplica el calor o el frío sobre la mejilla (no directamente sobre la muela), durante un máximo de 15-20 minutos cada vez, con descansos entre una aplicación y otra.
  • Enjuagues con agua y sal: para aliviar el dolor de la muela del juicio también puedes hacer un colutorio casero con agua y sal. Para ello, disuelve una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y enjuaga tu boca durante varios segundos antes de escupir.
  • Higiene oral adecuada: aunque la muela del juicio te cause dolor, es imprescindible que no descuides la higiene. Si lo haces, tu boca será más propensa al desarrollo de infecciones, lo que agravaría las molestias. Por ello, hay que cepillarse los dientes después de cada comida, usar hilo dental al menos una vez al día e incidir especialmente en la muela del juicio que está provocando el dolor.
  • Medicación analgésica y antiinflamatoria: consulta con el dentista qué analgésicos y antiinflamatorios puedes tomar para reducir el dolor y la inflamación. A la hora de tomar medicamentos, sigue cuidadosamente las indicaciones del profesional.
  • Evita alimentos irritantes: hay determinados alimentos y bebidas que pueden agravar las molestias debido a que producen irritación en la zona dolorida. Por eso, es preferible evitar los alimentos duros, pegajosos, picantes, muy calientes o fríos. En su lugar, es preferible optar por comidas suaves y fáciles de masticar.
  • Restringe el tabaco y el alcohol: en general, ambos elementos resultan muy irritantes para las encías, por lo que pueden empeorar el dolor. Además, el alcohol está contraindicado mientras se toma medicación analgésica o antiinflamatoria.

Una vez más, nos gustaría recordar que todos estos remedios deben ser temporales, mientras se espera a la cita con el odontólogo. En general, cualquiera de las causas que provocan dolor en las muelas del juicio requieren atención dental profesional.

Ante el dolor de una muela del juicio es esencial acudir al dentista para que evalúe su causa y paute el tratamiento adecuado.

Tratamiento para el dolor de una muela del juicio

El tratamiento para el dolor de una muela del juicio depende de su causa, su severidad y los daños provocados. Una vez que acudas al dentista, el profesional realizará una exploración clínica y radiográfica, emitirá un diagnóstico y elaborará el plan de tratamiento.

Los principales tratamientos que se suelen pautar para el dolor de una muela del juicio son los siguientes:

  • Medicación antibiótica: si el dolor en la muela del juicio está provocado por una infección, el odontólogo recetará antibióticos. Unos días después, una vez que la infección esté controlada, llevará a cabo el tratamiento dental oportuno (empaste, endodoncia, extracción…).
  • Empaste o endodoncia: en caso de presentar una caries, será necesario llevar a cabo un empaste (para caries más leves) o una endodoncia (para caries más extensas).
  • Extracción: cuando el origen del dolor se encuentra en la falta de espacio o el profesional determina que la pieza dental va a seguir causando problemas, lo más probable es que planifique una extracción dental. No hay que olvidar que las muelas del juicio no tienen un papel protagonista en la salud, estética o funcionalidad de la boca. Por tanto, su extracción no suele estar contraindicada.

Si presentas dolor en una muela del juicio, te recordamos, una vez más, la importancia de no posponer la visita al dentista. En nuestras clínicas dentales, situadas en distintas ciudades de Cataluña, podremos hacerte una evaluación completa, que incluye una exploración bucodental y radiografías, para determinar la causa del dolor y el tratamiento más apropiado.

Dra. Nuria Obradors
Dra. Nuria Obradors

Cirujana e implantóloga

La Dra. Núria Obradors ejerce en las áreas de Cirugía Oral y Periodontal, Cirugía Implantológica y Rehabilitación Protésica en las clínicas Abaden.

Licenciada en Odontología | Universitat Internacional de Catalunya.

Residencia Clínica en Cirugía Maxilofacial | Tufts University School of Dental Medicine (Boston, MA, USA)

Residencia Clínica en Implantología Oral | Universitat Internacional de Catalunya (UIC)