Caries dental: ¿cuáles son sus síntomas y cómo se trata?

Caries dental: ¿cuáles son sus síntomas y cómo se trata?
Índice 1.- ¿Qué es la caries dental?2.- ¿Cuál es la causa de la caries?3.- ¿Cuáles son sus principales factores de riesgo?4.- ¿Cuáles son los síntomas de la caries?5.- ¿Cuál es su tratamiento?5.1.- Empaste u obturación5.2.- Endodoncia5.3.- Corona dental5.4.- Extracción dental6.- ¿Cuáles son las complicaciones de la caries?7.- ¿Cómo se puede prevenir la caries dental?

La caries dental es uno de los problemas de salud más frecuentes hoy en día. Esto se debe, fundamentalmente, a que puede afectar a personas de cualquier edad: niños, adolescentes y adultos. E, incluso, a bebés.

Además, su aparición está muy relacionada con los hábitos de vida: el consumo excesivo de carbohidratos y la falta de cepillado después de las comidas.

¿Qué es la caries dental?

La caries es una enfermedad bucodental que daña el esmalte del diente y provoca pequeños agujeros u orificios en su superficie.

Se produce cuando las bacterias presentes en la boca descomponen los carbohidratos que consumimos (azúcares y almidones), formando unos ácidos que debilitan y erosionan el esmalte dental.

En un primer momento, los ácidos atacan el esmalte (la capa superficial y dura de los dientes). Sin embargo, si la caries no se trata correctamente los daños pueden llegar hasta las capas más profundas de los dientes (dentina o pulpa). Esto suele conducir a un mayor dolor y a la necesidad de recurrir a tratamientos odontológicos más complejos e invasivos.

¿Cuál es la causa de la caries?

La principal causa de la caries es la falta de higiene bucodental. De manera natural, la boca alberga una cantidad de bacterias. Cuando comemos o bebemos alimentos ricos en azúcares y almidones (dulces, pan, refrescos…), las bacterias los metabolizan y los descomponen en ácidos.

Estos ácidos producidos por las bacterias atacan el esmalte dental y lo desmineralizan, lo que puede llevar a la formación de pequeños orificios o surcos, lo que se conoce como caries. Si el proceso no se detiene, la caries puede avanzar más allá del esmalte y alcanzar las capas más profundas del diente (dentina y pulpa dental).

¿Cuáles son sus principales factores de riesgo?

Aunque todas las personas son susceptibles de padecer caries, lo cierto es que hay una serie de factores que aumentan el riesgo:

  • Higiene oral insuficiente: no cepillarse los dientes después de cada comida y la falta de hilo dental pueden contribuir a la acumulación de placa bacteriana y al desarrollo de caries.
  • Técnica de cepillado incorrecta: hay personas que, aunque se cepillen con la frecuencia necesaria, siguen una técnica de cepillado incorrecta que no elimina bien los restos de alimentos de la boca.
  • Ubicación del diente: los dientes posteriores (molares y premolares) son los que presentan mayor riesgo de caries. Esto se debe, por un lado, a que es más difícil acceder a ellos mediante el cepillo. Y, por otro lado, a la propia anatomía de estas piezas dentales, ya que presentan más surcos y grietas que el resto.
  • Dieta rica en carbohidratos: el consumo frecuente de bebidas y alimentos azucarados o con almidones promueve la formación de ácidos. En general, las comidas y bebidas más nocivas son las que tienen un alto contenido en azúcar (bollería industrial, refrescos…) y las que son pegajosas o se adhieren al diente con mayor facilidad (miel, turrón blando, pasteles, helado…).
  • Snacks o picoteos frecuentes: si tras los picoteos entre comidas no se cepillan los dientes aumentará el tiempo que los ácidos están en contacto con la superficie del diente. Por tanto, crecerá el riesgo de que ataquen al esmalte.
  • Sequedad de boca (xerostomía): la saliva, por su propia naturaleza, ayuda a limpiar los restos de comida que se quedan entre los dientes. Además, la saliva contiene sustancias que contrarrestan el efecto de los ácidos de las bacterias. La disminución del flujo de saliva puede deberse a distintas causas: edad avanzada, consumo de ciertos medicamentos, etc.

¿Cuáles son los síntomas de la caries?

Los síntomas de la caries varían en función de la fase en la que se encuentra la enfermedad, ya que puede ser incipiente o hallarse en un estado avanzado. De hecho, en sus primeras fases, la caries dental puede ser indolora.

A medida que avanza la enfermedad, las principales señales de los dientes con caries son las siguientes:

  • Sensibilidad.
  • Dolor repentino o sin causa aparente. Por lo general, las molestias se hacen más intensas a medida que la caries avanza y llega hasta la pulpa del diente, la zona en la que se encuentran los nervios y los vasos sanguíneos.
  • Dolor al ingerir ciertas bebidas o alimentos: fríos, calientes, ácidos o dulces.
  • Manchas en los dientes. Dichas manchas pueden ser blancas, marrones o negras.
  • Orificio o abertura visible en la superficie del diente.
Los principales tratamientos para curar la caries dental son el empaste, la endodoncia, la corona y la extracción.

¿Cuál es su tratamiento?

En líneas generales, podemos decir que existen cuatro tipos de tratamientos para curar la caries dental.

Empaste u obturación

El empaste es el tratamiento más conocido contra la caries, así como el más habitual. A grandes rasgos, para hacer un empaste es necesario eliminar la parte del diente afectada por la caries, lo que se hace con la ayuda de fresas dentales. Posteriormente, se rellena el orificio dejado con un material de obturación (composite).

Endodoncia

Por lo general, podemos decir que la endodoncia es el tratamiento que se lleva a cabo en casos de caries avanzada. Es decir, cuando la lesión ha afectado a la parte interna del diente (pulpa).

Para eliminar la caries, en primer lugar se debe realizar una apertura en la corona del diente. Con ello, el dentista puede acceder a los conductos del diente, extraer la pulpa, limpiar la zona afectada y rellenar el orificio dejado con el material de relleno (composite).

Corona dental

En una gran cantidad de casos, resulta necesario colocar una corona sobre el diente tras haber realizado la endodoncia. Esto se debe a que cuando la caries es muy extensa puede ser necesario retirar gran parte de la estructura dental. En estos casos, cabe la posibilidad de que, tras la endodoncia, la pieza dental quede demasiado debilitada y tenga que ser protegida con una corona.

Extracción dental

Hay ocasiones en las que la caries ha avanzado tanto que no resulta posible retirar la parte lesionada del diente sin comprometer gravemente su supervivencia a largo plazo. Por tanto, aunque se lleve a cabo la endodoncia existe un alto riesgo de que la pieza dental se rompa o se caiga. En estos casos, el dentista puede plantear la extracción del diente y la posterior colocación de un implante.

Pide cita sin compromiso

¿Cuáles son las complicaciones de la caries?

Las complicaciones que pueden causar los dientes con caries vienen determinadas por el estado en el que se encuentre la enfermedad (incipiente o avanzado).

Podríamos decir que este último caso es el más extremo de todos los posibles. Pero lo cierto es que una caries que no se llega a tratar puede conducir a la caída del diente.

¿Cómo se puede prevenir la caries dental?

En este punto, hay que tener presente que la caries es una enfermedad que, en la mayoría de los casos, se puede prevenir con unos buenos hábitos de higiene bucodental. Los principales consejos para evitar la enfermedad son los siguientes:

  • Cepillarse los dientes después de cada comida. Para hacerlo bien, hay que cepillarse durante al menos dos minutos y no olvidarse de ningún diente.
  • Utilizar un dentífrico con flúor, ya que ayuda a remineralizar el esmalte dental.
  • Usar el hilo dental, al menos, tras el último cepillado del día (antes de ir a dormir).
  • Limitar el consumo de comidas y bebidas azucaradas.
  • Beber al menos un litro y medio de agua al día.
  • Acudir al dentista, al menos, una vez al año, para que lleve a cabo una revisión de dientes y encías.
  • Realizarse una limpieza bucodental profesional (en la clínica dental), al menos, una vez al año.

Como ya hemos recalcado, las mejores medidas de prevención contra la caries pasan por mantener una buena higiene bucodental y acudir al dentista, al menos, una vez al año.

Mediante una exploración visual y una radiografía, el odontólogo podrá diagnosticar una caries incipiente y planificar el tratamiento adecuado. De esta manera, el procedimiento será mucho más sencillo y rápido que si se detectara la enfermedad en un estado avanzado.

Por tanto, si tienes una caries o hace más de un año que no acudes a una revisión dental te invitamos a acudir a una primera consulta informativa a una clínica Abaden.

Dra. Nuria Obradors
Dra. Nuria Obradors

Cirujana e implantóloga

La Dra. Núria Obradors ejerce en las áreas de Cirugía Oral y Periodontal, Cirugía Implantológica y Rehabilitación Protésica en las clínicas Abaden.

Licenciada en Odontología | Universitat Internacional de Catalunya.

Residencia Clínica en Cirugía Maxilofacial | Tufts University School of Dental Medicine (Boston, MA, USA)

Residencia Clínica en Implantología Oral | Universitat Internacional de Catalunya (UIC)