Brackets metálicos: ¿son los mejores para mí? ¿Cuál es su precio?

Brackets metálicos: ¿son los mejores para mí? ¿Cuál es su precio?
Índice 1.- ¿Qué son los brackets metálicos?2.- ¿Cómo funcionan los brackets metálicos?3.- ¿Cómo se colocan los brackets metálicos?3.1.- Cementado directo3.2.- Cementado indirecto4.- Ventajas y desventajas de los brackets metálicos4.1.- Ventajas4.2.- Desventajas5.- ¿Cuánto tiempo hay que llevar los brackets metálicos?6.- ¿Cuál es el precio de los brackets metálicos?7.- Bibliografía

Los brackets metálicos son uno de los tratamientos de ortodoncia más populares del mercado. Y es que, aunque en los últimos años se ha ampliado mucho el abanico de opciones para el paciente, lo cierto es que todavía es muy habitual que un gran número de personas apuesten por ellos.

La razón principal es que los brackets tradicionales tienen un precio mucho más económico que otros tratamientos.

En el artículo de hoy vamos a profundizar en esta técnica y te contaremos si, en nuestra opinión, compensa elegir la ortodoncia metálica frente a otras alternativas más estéticas.

¿Qué son los brackets metálicos?

A estas alturas, los brackets metálicos apenas necesitan apenas presentación, ya que son uno de los aparatos más conocidos que existen. Son un tratamiento de ortodoncia fija que se utiliza para corregir diversas maloclusiones que afectan tanto al alineamiento como a la oclusión (mordida) de los dientes.

La ortodoncia metálica está basada, fundamentalmente, en tres elementos: brackets, arcos y ligaduras. Al ser un tipo de ortodoncia fija, los brackets no pueden ser retirados por el propio paciente, como sí ocurre con los alineadores transparentes.

¿Cómo funcionan los brackets metálicos?

La ortodoncia metálica funciona con un sistema basado en brackets, arcos y ligaduras.

A continuación, te explicamos el funcionamiento de cada elemento:

  • Brackets: son unas pequeñas piezas que están confeccionadas con acero inoxidable. Se adhieren a la cara externa de los dientes mediante un cemento y un adhesivo especiales.
  • Arcos: son dos finos alambres metálicos que se colocan en la arcada superior y en la inferior. Todos los brackets deben ir conectados al arco ya que dicho arco es el elemento que aplica presión sobre los dientes, moviéndolos gradualmente hasta la posición deseada. Para ello, el ortodoncista debe ajustar el arco en las revisiones periódicas a las que acude el paciente a lo largo del tratamiento, las cuales se producen cada 4-6 semanas.
  • Ligaduras: son unos pequeños dispositivos que sirven para fijar el arco metálico a cada bracket. Estas ligaduras se cambian en las visitas de revisión.

¿Cómo se colocan los brackets metálicos?

Los brackets metálicos se pueden colocar mediante dos técnicas distintas: el cementado directo y el cementado indirecto.

En las clínicas Abaden, nuestros ortodoncistas llevan a cabo la colocación de los brackets mediante el cementado indirecto. Esto se debe a que es la técnica que mayores ventajas presenta para el paciente.

Pero, para que decidas por ti mismo cuál es la mejor técnica, a continuación, vamos a resumirte en qué consiste cada una de ellas.

Cementado directo

El cementado directo exige que el ortodoncista coloque, uno a uno, los brackets en los dientes del paciente. De esta manera, el profesional adhiere un bracket a cada pieza dental con sumo cuidado, mediante unas pinzas y un cemento especiales.

Al mismo tiempo, el ortodoncista coloca cada bracket con una posición, ángulo y torsión determinados. Con ello, se asegura de que la fuerza ejercida sobre los dientes es la adecuada.

Como ves, esta es una técnica perfectamente funcional. Sin embargo, presenta una importante desventaja para el paciente: requiere que tenga que estar mucho tiempo en el sillón del dentista, y con la boca abierta, lo que puede resultar incómodo.

Cementado indirecto

El cementado indirecto también exige colocar los brackets uno a uno. La diferencia es que permite hacer este proceso en una férula, que simula la boca de la persona. Una vez hecho esto, el ortodoncista transfiere los brackets a los dientes del paciente.

Como ves, con esta técnica es posible seguir un proceso de colocación igualmente minucioso. Sin embargo, se hace fuera de la boca del paciente.

Por tanto, cuando el paciente acude a la clínica dental para que le coloquen los brackets, gran parte del trabajo ya ha sido realizado. Y, con ello, su cita con el ortodoncista es mucho más rápida y cómoda.

Ventajas y desventajas de los brackets metálicos

Los principales beneficios e inconvenientes de los brackets metálicos son los siguientes:

Ventajas

A continuación, te presentamos las ventajas más relevantes de los brackets metálicos:

  • Eficacia demostrada: los brackets convencionales son los que más años llevan en el mercado. Esto hace que hayan tratado a millones de pacientes con gran éxito.
  • Versatilidad: la ortodoncia metálica permite corregir cualquier defecto relacionado con la mordida y el alineamiento de los dientes (apiñamiento, dientes separados o diastemas, mordida abierta, sobremordida, mordida cruzada…).
  • Durabilidad: al estar fabricados con acero inoxidable, los brackets de metal son muy resistentes y raramente se rompen o dañan.
  • Precio económico: el precio es una de las mayores ventajas de los brackets metálicos. En general, podemos decir que la ortodoncia tradicional supone, aproximadamente, un ahorro del 30% respecto a otros tratamientos.
Pide cita sin compromiso

Desventajas

A continuación, te presentamos las desventajas más relevantes de los brackets metálicos:

  • Falta de estética: el aparato convencional es especialmente visible y no puede competir en discreción con los tratamientos de ortodoncia estética (alineadores transparentes, brackets de zafiro o brackets linguales).
  • Comodidad: la ortodoncia metálica puede causar molestias e irritación en las mejillas y los labios, especialmente al comienzo del tratamiento o después de los ajustes realizados durante las revisiones. Esto contrasta con la comodidad que ofrecen los alineadores transparentes.
  • Higiene dental: mantener una buena higiene oral resulta más complejo cuando se llevan brackets. Esto se debe a que los restos de alimentos, la placa bacteriana y el sarro tienden a acumularse alrededor de los brackets y los arcos.
  • Enfermedades bucodentales: fruto de las dificultades que plantea el aparato a la hora de practicar la higiene oral, las personas que llevan brackets metálicos son más propensas a sufrir enfermedades bucodentales asociadas a la falta de higiene (caries, gingivitis, periodontitis…).
  • Restricciones alimenticias: por último, otra de las desventajas de los brackets metálicos es que los pacientes deben evitar ciertos alimentos que son duros, pegajosos o muy crujientes para reducir el riesgo de que los brackets se despeguen y se caigan.
El precio de los brackets metálicos se sitúa entre los 2.300 y los 3.500 euros, aproximadamente.

¿Cuánto tiempo hay que llevar los brackets metálicos?

La duración del tratamiento con brackets metálicos depende, fundamentalmente, de la complejidad de la maloclusión que presente el paciente. Por ejemplo, los problemas de alineamiento son, en general, más sencillos de solucionar que las alteraciones relacionadas con la mordida.

De todas formas, si deseas conocer un plazo orientativo, podemos decirte que la duración media de un tratamiento con brackets metálicos oscila entre los 12 y 18 meses.

¿Cuál es el precio de los brackets metálicos?

El precio de los brackets metálicos se sitúa entre los 2.300 y los 3.500 euros, aproximadamente. Sin embargo, como hemos mencionado en el apartado anterior, el precio del tratamiento depende, fundamentalmente, del tipo de maloclusión que sea necesario corregir.

En resumen, nos gustaría destacar que los brackets metálicos son un tratamiento que cumple su función con garantías y que, además, facilita el acceso a la ortodoncia a las personas que cuentan con un presupuesto ajustado.

Por ello, el aparato metálico es, posiblemente, una de las mejores alternativas para todos aquellos pacientes que deseen corregir la posición de sus dientes y que, además, prioricen el precio sobre la estética del tratamiento.

Si estás interesado en llevar brackets metálicos, te invitamos a acudir a una primera consulta informativa y sin compromiso en una clínica dental Abaden. Nuestros ortodoncistas te valorarán y confirmarán si este tipo de ortodoncia es la más adecuada para tratar tu maloclusión dental.

Bibliografía

  • Masucci C, Oueiss A, Maniere-Ezvan A, Orthlieb JD, Casazza E. Qu’est-ce qu’une malocclusion ? [What is a malocclusion?]. Orthod Fr. 2020 Jun 1;91(1-2):57-67. French. doi: 10.1684/orthodfr.2020.11. PMID: 33146134.
  • Waring D, McMullin A, Malik OH. Invisible orthodontics part 3: aesthetic orthodontic brackets. Dent Update. 2013 Sep;40(7):555-6, 559-61, 563. doi: 10.12968/denu.2013.40.7.555. PMID: 24147387.

 

 

Dra. Almudena Herraiz
Dra. Almudena Herraiz

Ortodoncista especialista en ortodoncia invisible

Almudena Herraiz es ortodoncista especialista en ortodoncia invisible. Es la directora del departamento de ortodoncia de las clínicas Abaden. Trata tanto a pacientes adultos como a niños.

Es experta en ortodoncia invisible con la certificación Diamond Provider II, siendo una de las ortodoncistas que más casos realiza en Europa.

  • Licenciada en Odontología por la Universidad Internacional de Catalunya
  • Máster en Ortodoncia y Ortopedia por la Universidad Alcalá – ITECO
  • Certificado en Invisalign: acreditada con la Certificación Workshop de Align Technology
  • Directora del Máster de Ortodoncia de Autran Dental Academy
  • Profesora Máster Invisalign Barcelona Dr. Eva Mayo
  • Miembro de la sociedad española de ortodoncia (SEDO)
  • Miembro de la sociedad española de alineadores (SEDA)