Las carillas son un tratamiento cada vez  más común en el sector de la estética dental. Y es que cada vez son más las personas que optan por estas coberturas de cerámica o composite para mejorar su sonrisa.

Las razones son varias:

  • Mejorar la sonrisa. Nuestra sonrisa es una carta de presentación, es importante que nos veamos cómodos tanto al hablar como al sonreír. Por ello, este tratamiento estético puede ayudarnos a mejorar nuestra confianza.
  • Mejora de la calidad de vida. Las carillas nos ayudarán a masticar sin problemas y mejorarán nuestra seguridad, pues permiten corregir la forma, tamaño o posición de los dientes.

El tratamiento

Tanto las carillas de composite como las carillas de porcelana, se colocan mediante un procedimiento totalmente indoloro. El primer paso pasa por diseñar la sonrisa que se quiere conseguir y previsualizar el resultado para decidir el color.

Según si son carillas de cerámica o composite, se realizará un procedimiento u otro. Las carillas de cerámica se elaboran en el laboratorio con unos moldes tomados previamente en la clínica. Una vez llegan a la clínica, se colocan en el diente del paciente con un adhesivo especial.

Para la carillas de composite, se pule el diente y se modela el composite aplicando pequeñas capas.

Las carillas son una solución altamente resistente y segura que durará muchos años siempre que se cuiden correctamente. Por ello, son una de las soluciones estéticas más demandadas.

 

Llama a nuestro asesor dental al 900 102 969 si quieres recibir más información sobre este u otros tratamientos.