Los piercings en la boca (lengua, el labio o la mejilla) pueden resultar atractivos, aunque es importante conocer los riesgos de salud que conllevan. Estas son las principales consecuencias que los piercings orales pueden tener para la salud.

A corto plazo

En el momento de colocar el piercing en la boca suele sentirse algo de dolor e inflamación, pero pueden suceder consecuencias más graves:

  • En el caso de la lengua, puede producirse alguna hemorragia al hacer la perforación o se puede alterar el sentido del gusto y, si toca alguna nervio, la función motora.
  • Las infecciones suelen producirse en un 15% de los casos. La herida provocada por el piercing junto con gran cantidad de bacterias presentes en la boca y las introducidas durante el manejo del piercing, provocan un aumento de las infecciones.
  • También existe el riesgo de una alergia (en función de la aleación con que se ha confeccionado el piercing). El níquel es el metal con que hay que tener especial cuidado.

A medio y largo plazo

Las consecuencias que pueden causar los piercings en la boca con el tiempo son:

  • Resección gingival: es una de las consecuencias más comunes. Se retraen las encías, dejando más superficie dental al descubierto, lo que puede llegar a provocar su caída.
  • Traumatismos dentales: son las lesiones más frecuentes y pueden ir desde un simple desgaste por rozamiento del metal en el diente, hasta el astillamiento o fractura de alguna pieza dental.
  • Enfermedad periodontal: el contacto continuo del metal del piercing oral puede causar al acúmulo de placa, y por tanto la formación de sarro, lo que favorece la aparición de gingivitis y, en consecuencia de periodontitis.
  • Halitosis: puede causarla la acumulación de placa bacteriana.
  • Alteraciones del habla y maloclusiones dentales: la introducción permanente de un cuerpo extraño en la cavidad oral, altera el equilibrio de fuerzas de la lengua, la posición de los dientes, la mordida y la pronunciación de las palabras que contengan las letras R, S, T y L.
  • Ingestión del piercing: Si el piercing se suelta dentro de la boca puede conllevar peligro de asfixia, lesionar el sistema digestivo o los pulmones.

Debido a los riesgos orales descritos anteriormente, los dentistas desaconsejan el uso de piercings en la boca. Llama a nuestro asesor dental al 900 102 969 si quieres recibir más información sobre esta u otras cuestiones.