La caries dental es la destrucción de los tejidos de los dientes por los ácidos producidos por las bacterias de la placa depositada en las superficies dentales. Sus causas son varias: la principal es la falta de higiene dental por parte del paciente.

La caries dental es una enfermedad común, suele aparecer en niños y adultos jóvenes, aunque realmente puede afectar a cualquier persona perjudicando su salud.

Cuando se detectan, deben ser tratadas, ya que pueden destruir el diente y afectar al nervio de su interior. Si no se trata puede provocar una infección en el extremo de la raíz. Una vez la caries ha alcanzado el nervio, aparece el dolor intenso y se debe matar el nervio para limpiar las bacterias que se han filtrado por dentro. Si la caries dental ha destruido casi toda la estructura del diente, la única solución va a ser la extracción de ese diente y la colocación posterior de un implante dental.

¿Cómo saber si tengo caries?

Las caries se desarrollan en la superficie del diente pero muchas veces pasan desapercibidas por parte del paciente. Es por ello, que el mejor modo para detectarlas es acudir al dentista. Cuando se ingieren alimentos que contienen carbohidratos (azúcares y almidones), las bacterias de la placa los consumen y producen ácidos que destruyen el diente. Con el tiempo, el esmalte dental comienza a desmineralizarse y así se forma una caries.

Las caries se desarrolla, sobre todo, en las fosas de las superficies de masticación de los dientes posteriores, entre los dientes y cerca de la encía. Para evitar que se agraven, lo recomendable es visitar al dentista y someterse a revisiones o controles regulares.

¿Cómo puedo prevenir las caries?

  • Realizando una buena higiene dental: cepillándote los dientes mínimo dos veces al día, incluyendo la lengua, y pasándote el hilo dental y realizando enjuagues con el colutorio.
  • Acudiendo a tus revisiones dentales: evita que los pequeños problemas se hagan mayores.
  • Comiendo de forma equilibrada: evitando almidones o azúcares, bebiendo mucha agua y reduciendo el consumo de bebidas carbonadas con azúcares como la coca-cola.
  • Usando productos con flúor, como la pasta de dientes.

Llama a nuestro asesor dental al 900 102 969 si quieres recibir más información sobre este u otros tratamientos.